Noticias

Residentes bolivianos en EEUU piden la renuncia de Áñez y juicio por las masacres de Sacaba, Senkata y Kara Kara

“Bolivia ha sido capturada por una banda de hombres y mujeres que han secuestrado el futuro del país bajo una estela de corrupción e ineficiencia que improvisa todo”. De esa manera los residentes bolivianos en Estados Unidos manifestaron su protesta en contra del régimen del Gobierno transitorio de Jeanine Áñez, comunicado que fue elaborado en un plebiscito de emergencia en ese país.

En su manifiesto lamentan que el gobierno de facto tenga el peor manejo de una crisis sanitaria como el coronavirus privando a los bolivianos de salud y provocando la muerte de miles de compatriotas que caen en las calles y las puertas de los hospitales, que no dan abasto y tampoco recibieron equipos como respiradores hasta la fecha.

También lamentaron que se asalte la cultura negando los orígenes de los bolivianos, así como las creencias, conocimiento y vida mediante actos de racismo y discriminación, quitando políticas públicas prioritarias para el Estado.

“Demandamos que este Gobierno ilegal e ilegítimo renuncie y que se procese a todos los autores por las masacres de Sacaba, Senkata, Kara Kara y todas las víctimas de las crueles represiones. Demandamos que las ‘autoridades’ que usurpan funciones en el exterior renuncien de inmediato”, puntualiza el documento.

El reclamo surge poco después del discurso vertido por Añez por el 6 de agosto, donde manifestó datos erróneos de supuesta inversión por la salud, en medio de actos de corrupción, muertes y contagios por el coronavirus ante la falta de políticas salubres, lo que llevó a los movimientos sociales a protestar en contra del gobierno por esta situación.

El gobierno utilizó estas marchas para tratar de desprestigiar a los movimientos sociales afirmando que impiden el ingreso de oxígenos e insumos médicos, hecho desmentido por las organizaciones movilizadas. “Denunciamos que el régimen infiltra gente constantemente para deslegitimar las marchas, es falso que no dejan pasar insumos médicos, pasar ambulancias y oxígenos”, aseveraron los bolivianos que residen hoy en el país del norte.