Artículo

Para nosotras fue Golpe de Estado

(aAPC Bolivia. Ely Morales. WordPress)

Porque pido justicia?

Los que no vivieron y arriesgaron sus vidas en el Golpe de Estado, por supuesto que no comprenderan estas razones:

Empezamos con los bloqueos del sector de salud casi 70 dias de paro medico a la cabeza del activista Luis Larrea, que luego fue nombrado Viceministro de Salud en la ilegal gestión de Jeanine Añez. 70 dias que no me atendieron en la CNS y mis análisis previos se fueron al tacho.

Luego soportamos los bloqueos con pitas, y demas basura que sacaron a las calles, eran entre 10 personas como máximo que impedian el paso de movilidades. Gente con la bandera boliviana bloqueaban el libre tránsito de personas, me bloquearon en el cajero automatico, no logre acceder al cajero habian gente energúmena que nos pedian que nos sumemos a sus acciones.

Vi con mis propios ojos como llegaron cantidades de flotas con jovenes, quienes se hospedaron en el coliceo de la UMSA. Eran jovenes muy agresivos tenian piedras, gases, cascos, explosivos y escudos. En primera instancia se enfrentaron con los policias y pretendian ingresar a la Plaza Murillo. Posteriormente fueron sus aliados y los incitaron a reprimir al pueblo que lo denominaron “masista terrorista”

Luego empezaron las noches de cacerolazos, esas noches que cerraron calles indicando que los masistas estan viniendo a saquear, ahi identificaron nuestras casa para auyentarnos, los masistas estuvimos bien identificados, rompieron ventanas, pintajajearon nuestras fachadas, si no nos quemaron las casas era por que viviamos en medio de ellos. Moria de nervios y angustia al nivel que tuvieron que sedarme por días.

Casualmente ingrese en grupos de WhatsApp de mi zona y asi sucesivamente aparecieron grupos de watsap donde desinformaban y organizaban los cacerolazos, la identificación de la casa de autoridades del MAS para hacer vigilias e impedir que “huyan”. Ahi identifique a muchos actores politicos de la derecha y supuestos activistas que se decian defender la democracia.

Los dias del conflicto llegaron miles de campesinos junto a sus organizaciones sociales de las diferentes provincias de La Paz. Y la estrategia de cerrarles todos los baños publicos, baños de los mercados y restaurantes, a los hermanos de provincia, con el fin de castigarles y hacer su presencia más difícil y ostil en la ciudad.

Sacaron mangueras de los edificios y casas para manguerearles con agua a los campesinos que rodearon la plaza Murillo y coparon la ciudad. En dos oportunidades tuvimos que contratar junto a mi hija, transporte para que los saque del centro de la ciudad y no sean cargados a la FELCC. El transporte público no queria prestarles el servicio por temor a las represalias de la policia o de los grupos civiles violentos que estaban en todas las zonas.

La policia cercaba las esquinas para empezar a gasificar sin darles la opsion a las personas a escapar por algun lado. Los del PAC se entraban a todo los callejones para arrastrar y detener a nuestros hermanos. Fui gasificada y perseguida una decenas de veces. Mi aspecto citadino en medio de los hermanos de provincia aminoró la violencia de los policias que se sentían observados en su máxima violencia, tal vez el celular en mi mano me salvo.

Vi la detencion de Gerardo Garcia y Raul Caro dirigentes nacionales. Vi la detención de mi colega Gustavo Torrico que fue detenido injustamente por declaraciones en una entrevista, vi como buscaron argumentos para la ilegal detención del ex ministro Cesar Cocarico, vi como judicializaron a personas que realizaban protestas y expresiones contrarias al régimen de Añez y los metian recluidos a San Pedro

Impidieron el ingreso de compatriotas bolivianos, los detuvieron en la frontera con Chile sin darles ningun auxilio humanitario en pleno inicio de la pandemia. Los trataron de terroristas. Denunciamos estas violaciones a los derechos humanos por las RRSS, frente al cerco mediatico. Y censuraron nuestras públicaciones, al extremo de interponer acciones legales en mi contra y someterme a un proceso investigativo, como forma de amedrentarnos y silenciar nuestras voces.

No cuento que en medio de todo, perdi y me dieron la espalda, familiares y amigos que me juzgaron como la “masista terrorista” pues no podía callar frente a tantas infamias y tanta violencia verbal, simbolica, fisica, violencia de estado contra mi gobierno popular del MAS-IPSP y contra mis hermanos de las provincias y El Alto. No eramos ni terroristas ni vandalos, ni asesinos como nos catalogaron.

Recuerdo la llamada de mi cuñado, el único, quien sin ser militante ni masista me llamo para llorar junto a mi, por todo lo que estaba pasando en Bolivia. Me quede con pocos amigosy familiares, tal vez con los indicados

Como lo dije en un conversatorio: nunca en mi vida senti tanto miedo de salir de mi casa, temble de miedo aquellos primeros días al caminar por las calles. Fueron once meses que dormi vestida con mi mochila lista para salir corriendo. Siempre con un plan B para ponerme a salvo. Pensando que sera de mi salud en caso de que me sometan a arrestos y detenciones, alistando documentos y haciendo encargos a mis hijas.

Eso no era democracia, a mi me llego la dictadura civil, policial, gubernamental, vivi zozobra, angustia, miedo, injusticia, persecución y dolor al ver encarcelamientos de gente que levantaba la voz, muertes de personas inocentes de familias humildes que ya no tenian al tata Evo que nos dio seguridad por años.

Vi desatencion del gobierno de facto en la primera ola del covid19, no llego ni una aspirina al pueblo, pero como reprimian y encarcelaban de todas las formas al pueblo boliviano. Lo llamaron cuarentena rigida con militares en las calles y largas colas para comprar carne o pan.

Asi fue, así lo vivi y senti. Por eso quiero justicia y que se castigue a los responsables para que nunca mas vivamos intolerancias y violencias a nombre de la defensa de la democracia a quienes nunca les pedimos que nos defiendan.

Leales siempre, traidores nunca!

Para nosotras fue Golpe de Estado