NacionalesNoticiasVideo

Mujeres Campesinas de la comunidad “Bartolina Sisa 1, 2 y 3” denuncian atropellos y agresiones constantes

Featured Video Play Icon
“LAS MUJERES TAMBIEN TENEMOS DERECHO A LA TIERRA, SOMOS BOLIVIANAS”
En el 2018, mujeres campesinas del Municipio de Pailón que forman parte de la Federación de Mujeres campesinas indígenas Originarias “Bartolina Sisa, accede a la dotación de un predio de 248 Hectáreas, mediante Resolución administrativa la autorización de asentamiento RES-ADM No.065/2018.
Después de más de 10 años desde la solicitud de tierra que hace que el grupo de mujeres “Bartolina Sisa” del Municipio de Pailón, se concreta la dotación en el 2018, beneficiando a 68 familias, que finalmente quedan 45 familias porque el predio no es suficiente para la cantidad de familias.
La Comunidad “Bartolina Sisa 1,2 y 3”, hace efectiva la ocupación de su predio con la producción agrícola que saben desarrollar, con cultivos de verduras pimentón, cebolla además de sandias, zapallos y otros productos de la canasta familiar. Sin embargo, ya en el 2019 a partir del golpe de Estado, se ven afectadas por grupos del lugar aliados a los cívicos cruceños, que constantemente amedrentan y maltratan a las mujeres y sus familias de la comunidad “Bartolina Sisa 1,2 y 3”, con mensajes de odio y con la afectación a las mejoras realizadas, con la destrucción de sus casas y de la alambrada del ganado.
Este fin de semana pasado es decir el 18 de Julio, en una inspección que debía realizar el INRA, se hace presente también la Federación departamental de mujeres “Bartolina Sisa”, y son atacados por un grupo de familias encabezados por Toño el representante de la supuesta comunidad de pailonsito sin ninguna documentación que respaldo el saneamiento o resolución de asentamiento del INRA.
Así mismo sufren ataques las mujeres de la Comunidad “Bartolina Sisa 1,2 y 3”, que aguardaban la llegada de la comisión de inspección del INRA, tras largas horas de ser retenidos, hacen la denuncia ante la FELCC, el cual se desplaza para resguardar la integridad física de las personas que se encontraban en el lugar.