Noticias

Muerte de persona con Covid-19 revela descoordinación entre Sedes y Gobierno

(Página 7).- Según el relato de los afectados, se trata de varios casos de contagio comunitario en la zona Sur que el lunes cobró la vida de una paciente de 63 años en una caja privada.

Según el relato de un grupo de familiares de la persona afectada, desde el 24 de marzo, cuando se reportó el caso al Sede La Paz, ningún funcionario hizo seguimiento personal de a los síntomas. Asimismo, cuando se confirmó que la familia  podría  estar infectada y se dio la muerte de una de las pacientes, los casos no fueron tomados en cuenta en el parte diario del Ministro de Salud.

“Como le digo, desde el 24 de marzo, que hemos hecho la primera llamada para decir que teníamos los síntomas y pedíamos que nos realicen las pruebas, sólo se presentaron una sola vez en mi domicilio. Y fue a mucha insistencia para que hospitalicen a mi padre. Después nadie se ha presentado para tomarnos las pruebas o verificar que estemos o no cumpliendo con el aislamiento, que nosotros sí cumplimos”, explicó un miembro de una de las dos familias afectadas por el contagio con el Covid-19.

Según el relato, el lunes por la noche perdió la vida una de sus familiares de 63 años, en una clínica del seguro privado. La paciente fue inducida en coma y estaba internada desde el 29 de marzo.

Un día antes, sólo porque la mujer amenazó con denunciar a ese seguro privado por negarse a darle atención, un galeno se presentó a revisarla en su domicilio. “Mandaron un médico, sin ambulancia y le dijeron que sólo tenía un resfrío fuerte, le pusieron una inyección y le recetaron lo mismo para que se la apliquen por cinco días. Pero al día siguiente, ella se desmayó, tenía vómitos y nosotros tuvimos que llevarla en nuestro vehículo. La entubaron y la internaron en terapia intensiva, estaba en un estado crítico por insuficiencia respiratoria”, recordó el familiar.

Fue la última vez que la vieron con vida y tuvieron contacto con ella. El 1 de abril por medio de análisis que se realizaron en un laboratorio particular, se confirmó que la mujer tenia Covid-19 y el lunes 6 de abril les informaron de su muerte. Según el control que realizaron los parientes, en ambas fechas, el caso no figuró en los partes diarios que dio el ministro de Salud, Aníbal Cruz, que se basan en los reportes que dan los nueve Sedes a nivel nacional.

Por otro lado, este medio verificó que, en relación al reporte de muertes por Covid-19, los informes emitidos por el Ministerio de Salud en varias fechas no coincidieron con los reportes de los Sedes. En un caso confirmado en el Hospital del Norte, la muerte de un varón que fue diagnosticado en vida con coronavirus, no figuró en el parte nacional hasta casi dos días después.

En relación a los familiares de la mujer fallecida el lunes, estos revelaron que, ante la falta de atención del Sedes, siete de ellos se realizaron análisis en laboratorios privados. Pruebas por las que pagaron 1.000 bolivianos cada una;  cuatro personas dieron positivo al Covid-19, incluida la fallecida. Dos varones están internados en el Hospital La Portada y otro fue devuelto a su domicilio “porque su estado no es grave… parece que uno tiene que estar al borde de la muerte para merecer atención médica”, denunciaron.

Imagen referencial sobre las pruebas de coronavirus.​​

En una breve conferencia y de forma escueta, el director del Sedes La Paz, Weimar Arancibia afirmó que sí se atendió a los pacientes, pero evitó dar detalles sobre las otras observaciones. En un informe interno de la Gobernación, al que tuvo acceso Página Siete Digital, los responsables admitieron que sí hubo demora en la toma de muestras en uno de los casos, debido a que el Instituto Nacional de Laboratorios de Salud (Inlasa) no les vendió los Medios de Transporte Viral (MTV), necesarios para ese fin, además informaron que no tuvieron una ambulancia con equipos necesarios para el traslado de uno de los pacientes varones.

Sin embargo, el lunes, el embajador de Ciencia y Tecnología, Mohammed Mostajo Radji, desmintió esa versión y afirmó que la institución departamental no quiere cooperar con el Gobierno para enfrentar el coronavirus. “La información que da el Sedes La Paz no es correcta. A mediados de marzo se suministró al laboratorio Inlasa 288 kits de pruebas y se los autorizó a realizar las mismas el día 23 de marzo. El día 29 marzo se le entregó 2.000 kits de reactivos adicionales. Así que decir que las pruebas no se realizan por falta de reactivos es falso. La realidad del asunto es que, desde el comienzo de la emergencia, el Sedes La Paz no ha querido cooperar con el Gobierno central”, indicó Mostajo en sus cuentas en las redes sociales.

De acuerdo a los datos que brinda la familia, el Sedes tampoco realizó el mapeo de los contactos y sospechosos de coronavirus. La familia que vive en la zona Sur, señala que desconocen dónde pudo haberse infectado la mujer de 63 años que falleció y fue el primer caso en ese grupo, pero que al parecer no se identificó por el trabajo deficiente de las instituciones designadas para ello.