Noticias

¡Merée Píesta Mowima! Santa Ana del Yacuma celebra sus 313 años de fundación

El pasado lunes 26 /07/21 el pueblo de Santa Ana del Yacuma se vistió de música y color al conmemorar 313 años de creación. En la fiesta participaron miles de personas en su mayoría pertenecientes al pueblo indígena Movima, cuyo territorio abarca el pueblo de Santa Ana.

La actividad convocó a cientos de visitantes deseosos de disfrutar del programa festivo y sobre todo del tradicional jocheo de toro. También participaron autoridades nacionales,  departamentales y locales quienes acompañaron la serenata y la procesión como inicio de la fiesta.

 

LA DEVOCIÓN DE LOS DANZARINES

Como ya es típico de la fiesta, cada año un grupo de danzarines acompaña la procesión de la Virgen de Santa Ana. El grupo los componen decenas de niñas, niños, jóvenes, señoras, señores ancianas y ancianos; quienes bailan personificando a los Toritos, las Mamas, los Ciervos y los Macheteros y en su conjunto representan la riqueza de la Amazonía, su ancestralidad y su belleza.

Los pobladores de Santa Ana suelen ser muy devotos de la fe católica y a su vez muy arraigados a sus raíces originarias Movima. La motivación de los danzarines por bailar todos los años se debe a una promesa que han hecho a la virgen a cambio de deseos y milagros cumplidos.

 

COLONIAJE Y RIQUEZA DEL PUEBLO MOVIMA

El pueblo de Santa Ana es considerado la capital ganadera de Bolivia. Su territorio ostenta de inmensas pampas naturales ideales para las crianzas del ganado vacuno. Allí conviven familias pertenecientes al pueblo indígenas Movima, quienes ancestralmente se han desarrollado a orillas de los ríos Mamoré, Yacuma y Rapulo.

El pueblo fue fundado por la Orden de Jesuitas en 1708 como parte del proyecto de las Misiones de la Iglesia católica quienes colonizaron y evangelizaron a los nativos del lugar.

Los efectos de tal colonización aún están vigentes en el pueblo. Cada vez son menos quienes hablan la lengua originaria y el poder económico de los recursos naturales del pueblo está en manos de grandes terratenientes que poco o nada representan a los intereses y orígenes del pueblo Movima.

Sin embargo, el actual Cabildo Indigenal del pueblo además de organizar las fiestas, está asumiendo la transmisión de la lengua y la identidad cultural del pueblo. Un enorme desafío de las autoridades indígenas por hacer de estas fiestas un espacio para empoderarse de sus derechos constitucionales como parte del Estado Plurinacional y que vienen fortaleciendo a través de sus diferentes luchas.