Noticias

La dictadura de Bolivia quiere controlar el voto de los bolivianos en el exterior

PERIÓDICO RENACER►

Desde mucho antes de conseguirse el voto de los bolivianos en el exterior, los sectores ahora representados por #Añez se negaban a el derecho reconocido por la antigua CPE que solo faltaba reglamentar. En la nueva CPE se tomaba ese mandato pero “había tiempo” para tratarlo y siempre hay otras prioridades. Fue entonces que los residentes bolivianos en Buenos Aires se manifestaron masivamente e inclusive organizaron de forma autogestionada un Voto Simbólico en agosto de 2008 (paralelo al que se realizaba en Bolivia) con más de 30.000 electores. El evento quedará en los anales de la historia (argentina-boliviana) como un ejemplo de reclamo de un derecho ciudadano en forma pacífica y contundente.

Foto TSE/ El tiutlar del TSE Salvador Romero alineado con militares y policías.

A pesar de que no se les puede negar un derecho reconocido por ellos mismos, en esas épocas se esgrimía que no era conveniente porque “los consulados eran controlados por el MAS”. Si, en esos años  el argumento de que el voto de los bolivianos en el exterior era “sospechoso”, era moneda corriente.

Nadie puede negar que son consecuentes con sus ideas ya que uno de los principales voceros es el actual Ministro de Economía, Óscar Ortiz. Es así que los residentes bolivianos llegaron hasta La Paz para que la sociedad boliviana los escucharan y esgrimir sus argumentos. Finalmente salió la reglamentación para que votaran en las elecciones del 2009, pero con el candado impuesto por la oposición de aquel entonces (los que manejan el ejecutivo hoy) de que no debían superar el 6% del padrón.

Foto Archivo Renacer/Los bolivianos en el exterior corren el riesgo de perder derechos.

Desde el golpe de noviembre 2019 ganaron mas espacio en los medios que acompañan  al ejecutivo la idea de que las diferencias abultadas entre el MAS y las demás fuerzas era causa suficiente para hablar de fraude. Es más, para graficarlo se sorprendieron de que el padrón de Buenos Aires fuera mayor que el departamento boliviano de Pando.

La estrategia es poner en duda lo obvio: En Argentina viven cerca de la mitad de los 5 millones de bolivianos que señala el INE que emigraron en últimas décadas.

La tarea de los empleados mediáticos que reciben instrucciones de los que construyen estas ideas es poner en duda lo obvio. Si de verdad el Estado Plurinacional hubiera invertido en la última década en campañas para sensibilizar la importancia de empadronarse para votar, las cifras actuales no serían ni la mitad de lo que vemos hoy. Es que la presencia de los bolivianos en el exterior cobra relevancia solo para pedirles el voto, ni siquiera tienen representación parlamentaria.

¿Sorprenderse que haya tanta diferencia entre el MAS y las demás fuerzas? Por ahí no se enteraron que en las elecciones del 2009, 2014 dan cuenta de una merma en el voto al MAS, bastante lógico. Del 94 % (2009) a 91% en 2014 y 80% en 2019.

La canciller de origen croata busca criminalizar el voto de los bolivianos en Argentina.

Lo que es bastante evidente es que el escenario político retrocedió a 2008 porque desde los medios bolivianos se intenta desligitimar lo que eligen los residentes en el exterior.

Si pudieran las actuales autoridades, eliminarían ese derecho porque no votan como ellos quisieran. Como no pueden hacerlo buscan justificaciones para conseguir que no participen en las #eleccionesde18deoctubre.

La #dictaduradeBolivia usó la pandemia para que las #eleccionesdeBolivia  que debían realizarse hasta marzo de este año, se extendieran de tal manera que tuvieran tiempo para tomar decisiones que condicionen el estado plurinacional y un resultado de elecciones a la medida de sus planes.