Internacionales

Honduras. El primer discurso de Xiomara como presidenta: «Mujeres hondureñas, no les voy a fallar, voy a defender sus derechos, todos sus derechos» (+fotos)

(Resumen Latinoamericano, 27 de enero de 2022.). Xiomara Castro tomó posesión acompañada de miles de hondureños y hondureñas que celebraron como si fuera una fiesta, pero la algarabía fue más notoria cuando la primera mujer presidenta de Honduras se dirigió al estrado.

«Mi querido pueblo, señores diputadas y diputados del Congreso Nacional, señores designados y señora designada presidencial, señores magistrados de la Corte Suprema de Justicia, mujeres y hombres de Honduras, heoíca resistencia nacional, militantes y amigos del victorioso Partido Libre, Pinu, Salvador de Honduras, Unidad Nacional Opositora, organizaciones sociales, fraternas, Fuerzas Armadas de Honduras y Policía Nacional, señores representantes de los medios de comunicación, hermanos migrantes del departamento 19, señores jefes de Estado, presidentes, delegaciones internacionales, invitados especiales, su majestad Felipe VI, señora Kamala Harris, señora Cristina Fernández, la presidencia nunca ha sido asumida por una mujer en Honduras… Han tenido que pasar 200 años desde que se proclamó la independencia, estamos rompiendo cadenas, estamos rompiendo tradiciones», comenzó diciendo la hondureña, quien vestía un traje de tonalidad uva, color que reinvidica la igualdad de derechos de las mujeres.

Su primer mensaje fue de agradecimiento a los invitados y a la población que la eligió como la primera mujer en el Ejecutivo, pero inmediatamente comenzó a referirse a uno de los problemas que afronta el país: la crisis económica.

«El país debe de saber qué hicieron con el dinero», afirmó al decir que lo recibe «quebrantado». «Mi gobierno no continuará el saqueo que ha condenado a los jóvenes a pagar la deuda que contrajeron a sus espaldas».

Xiomara Castro detalló que la situación económica de Honduras orilla a miles de compatriotas a salir en caravana hacia Estados Unidos, por lo que «tenemos el deber de restaurar el sistema económico sobre la base de la transparencia y justicia social».

Aseguró que recibe una nación completamente endeudada y que es prácticamente imposible cumplir con los vencimientos, «la única forma es un proceso de restructuración con un acuerdo de los actores integrados y públicos».

Sobre el Presupuesto General de la República preguntó: «¿Al servicio de quién está el presupuesto?», y «¿quién lo audita?», porque es necesario que ese dinero sea para las personas, uno de sus objetivos durante su gobierno, según dijo.

ENEE

«La destrucción de la ENEE es una mancha que nos deja la dictadura y un agujero fiscal», lamentó, al decir que el problema va más allá de lo energético, ya que es social y económico.

Señaló que organizaron la Secretaría de Energía y centro de despacho donde los representantes son nombrados por quienes venden la energía. «Son jueces y parte», cuestionó.

«Partieron en tres partes la ENEE», señaló, afirmando que las acciones realizadas más bien han aumentado la crisis en esa institución.

Según Castro, Honduras supera con creces los porcentajes promedio de pérdidas en la región. Además, condenó que convirtieron al Estado en opresor y violadores de los derechos humanos.

ZEDE

Sobre el territorio hondureño, recordó cuando impusieron a los jueces de la Corte Suprema de Justicia para lograr muchas de las cosas que en su gobierno piensa derogar, como «la venta del territorio».

«Entrego a este Congreso el decreto que deroga la Ley de las ZEDE«, dijo, mientras las personas gritaban de alegría. Castro afirmó que el proyecto que presentará lo realizó Maribel Espinoza.

Adelantó que la justicia se hará cargo de aquellos que dejan el país de esta forma, haciendo saber que no tomarán partido como mecanismo de venganza, como se ha dicho en varias ocasiones.

“Debemos arrancar de raíz la corrupción de los 12 años de dictadura”, exigió.

Pilares

Castro dijo que los esfuerzos durante su gobierno se centrarán en cuatro sectores: educación, salud, seguridad y empleo, los que serán las anclas reales al progreso y desarrollo.

«Educación como objetivos de suprema priodidad; desde mañama iniciamos el diálogo con los maestros para el retorno de nuestros niños a clases de forma presencial», adelantó.

 

«Seguridad no solo jurídica sino que ciudadana, social, seguridad de que se puede hablar con libertad», continuó diciendo.

«No más silencio ante los feminicidios, no más sicariato, no más narcotráfico ni crimen organizado», leyó, recordando su promesa de campaña.

Promesas

Castro también ordenó aprobar la ley de consulta ciudadana para que favorezca a la población, además ordenó que más de un millón de familias que viven en la extrema pobreza y que consumen menos de 150 kilowatts por mes no pagarán energía. «La luz será gratis en sus hogares, no pagarán energía eléctrica».

También ordenó asignarle presupuesto a la Secretaría de Educación para iniciar el año escolar con clases presenciales, asegurando la matrícula gratis, merienda escolar, vacunas y material de seguridad.

Castro también dijo que junto a las Fuerzas Armadas velará por laprotección del medio ambientes y que su gobierno no permitirá más concesiones mineras, ni de explotación recursos naturales.

Exigió libertad para los presos de Guapinol y justicia para Berta Cáceres. Además, dijo que como parte de su compromiso con la alianza emitirá la ley de condena al golpe de Estado, la ley de condena a la reelección, la ley de amnistía para los presos políticos y que se le restituya la nacionalidad que se «se le robó durante el golpe de Estado al padre Andrés Tamayo».

En el apartado 17, dijo que las leyes que promueven la corrupción y saqueo público que lesionan la economía «no volverán, porque se democratizará el Congreso Nacional».

La primera mujer presidenta dijo esta fecha quedará en la historia, porque decidió ser libre, lo que servirá de ejemplo a las generaciones venideras.

«Tenemos la mejor disposición y espirítu de diálogo. Ya no más violencia contra las mujeres; voy con todas mis fuerzas para cerrar la brecha, para que nuestras niñas puedan vivir en un país libre de violencia», prometió.

«Mujeres hondureñas, no les voy a fallar, voy a defender sus derechos, todos sus derechos», dijo, mientras subía su tono de voz y decenas de mujeres, quienes estaban en el estadio Nacional, gritaban de alegría.
Castro fue juramentada por la jueza Karla Lizeth Romero, en compañía de Luis Redondo, presidente de la junta paralela del Congreso Nacional. «Prometo ser fiel a la República, cumplir y hacer cumplir la Constitución y sus leyes», juramentó Castro.