Noticias

Expertos dan a conocer la situación de los pueblos indígenas frente a la Covid-19 en América Latina, El Caribe y Norte América, en relación a los ODS

FILAC►

En el marco del 5to Foro Político de Alto Nivel de Naciones Unidas sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que se celebra del 6 al 17 de julio, el Grupo Mayor de los Pueblos Indígenas para el Desarrollo Sostenible junto al Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y El Caribe (FILAC) realizaron este lunes 6 de julio el Seminario Virtual: “Nos estamos muriendo de Covid-19: El enfoque de los Pueblos Indígenas de América Latina y Norte América”.  La iniciativa, que contempla una serie de 10 encuentros virtuales, busca dar a conocer las condiciones, retos y perspectivas de los Pueblos indígenas en relación con los ODS y la actual Pandemia Covid-19.

En este encuentro, el Secretario Técnico del FILAC destacó que: “La pandemia del COVID-19 ha develado las desigualdades históricas en que se encuentran los Pueblos Indígenas en Latinoamérica y el mundo. Por lo que urge que los Estados garanticen la participación plena y efectiva de los Pueblos Indígenas en los Planes de Acción Nacional para coordinar el trabajo local y nacional con procesos de consulta que prevengan el impacto de la post pandemia en las comunidades Indígenas”.

Coronavirus afecta la vida y evidencia desigualdades estructurales

Los panelistas de América Latina, Rayanne Máximo de la Red de Juventud Indígena de Brasil; Benito Calixto Guzmán, Consejero Mayor del Consejo Indígena y el Director de Asuntos Internacionales del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), Saúl Vicente Vázquez, destacaron que la pandemia del coronavirus está afectando la salud y la vida de los pueblos indígenas de la región, dejando en evidencia las desigualdades sociales y económicas, la discriminación generalizada y los sistemas inadecuados de salud y protección social, los cuales requieren una atención urgente.

Coincidieron en que los índices de letalidad van en aumento, en el caso de Brasil existen 11,385 personas infectadas y 426 muertos, en más de 124 pueblos indígenas, siendo la más afectada la región amazónica con más de 371 muertos; en México se registraron  2.803 casos en población Indígena  y 462 personas fallecidas por esta enfermedad, principalmente en Oaxaca y Yucatán; en el caso de Perú no se cuenta con datos desagregados; sin embargo en Lima, departamento con mayor población que se autoidentifica como indígena, se registraron 151 mil casos y 4,029 fallecidos.

Las comunidades indígenas en estos países de América Latina, al igual que el Caribe y Norte América, frente a la pandemia enfrentan diferentes problemas en común: como el vivir en regiones de difícil acceso y a menudo inaccesibles, cobertura de salud incipiente, falta de personal médico y unidades de salud, falta de datos estadísticos. Asimismo, se ven afectados por la explotación de sus tierras y recursos naturales, deforestación y contaminación, y registran un aumento de casos de violencia en sus territorios, como asesinatos de los defensores de los derechos humanos de los pueblos indígenas.

El Caribe: La Pandemia afecta las condiciones sociales y económicas

La situación de la región del Caribe frente a la pandemia fue dada a conocer por el Jefe Heredero Damon Gerard Corrie de la Confederación Unida del Pueblo Taíno (UCTP),” El oeste en Panamá tiene una afectación reciente del 5% de Covid-19, lo cual ha preocupado a la comunidades y causado temor de cuán peor puede ser esta situación”.

En el caso del Norte del Caribe, en Baracoa, Cuba hasta el momento ningún miembro se ha infectado debido a que el gobierno cubano ha hecho un muy buen trabajo, manejando a los protocolos con estricta disciplina social. A diferencia de Puerto Rico y el sureste de la isla, donde miles de personas se están recuperando de los terremotos frecuentes que sucedieron desde diciembre de 2019, viendo en tiendas de campaña sin garantías adecuadas, ahora enfrenta una nueva amenaza adicional planteada por el Covid-19.

Asimismo, destacó que, en el caso de Guyana y Surinam, que tienen una larga línea fronteriza con Brasil, serán los próximos en caer en la Pandemia; sin embargo, los comunarios cerraron sus fronteras, de igual manera han creado sus propios desinfectantes de manos orgánicos, para de esta manera también puedan ayudarse a sí mismos, también cuentan con una seguridad alimentaria mejorada, donde prima la horticultura sostenible.

Norte América: Pandemia afecta principalmente a comunidades de Navajo

El líder de la Nación Diné, EEUU, Kim Smith, dio a conocer el COVID-19 está afectando particularmente a las comunidades de Navajo, donde existen 7.836 casos positivos, siendo la zona más golpeada por los virus respiratorios, al igual que la Reserva Hopi. Frente a ello, se brindó apoyo, con la entrega de alimentos, información y elaborando e incidiendo planes y estrategias principalmente, desde el grupo de mujeres indígena, sobre cómo superar la pandemia y cómo fortalecer el sistema alimentario ancestral.

Manifestó que la pandemia está enfrentando a muchas centrales eléctricas de carbón, toda vez que estas se están cerrando, es el caso de la Estación Generadora de Navajo y la Estación generadora de San Juan. “Las comunidades se vieron muy afectadas porque nos han contaminado por un tiempo inmemorial, y en este momento de abandono, donde se declaran en bancarrota, es una oportunidad para expresar como sus industrias han impactado en las vidas de las comunidades afectando principalmente su salud”, mencionó.

Acciones frente al Covid-19

En este seminario los panelistas manifestaron  algunas iniciativas que desarrollaron las comunidades indígenas para hacer frente a la pandemia, entre ellas, campañas de difusión y prevención en diferentes lenguas indígenas; creación de Sistemas de Monitoreo de Casos, cierre de fronteras , búsqueda de apoyo financiero para garantizar alimentos e insumos médicos,  promoción del consumos de alimentos propios de los territorios, recuperación de la medicina tradicional, abastecimiento de alimentos con productos agrícolas propios y de primera necesidad, fortalecimiento de la capacidad de resiliencia, entre otros.

Concluyeron dando a conocer que es importante que los Estados implementen programas, planes y acciones para garantizar el derecho a la salud de todos los pueblos indígenas, se fortalezcan los sistemas de salud en las comunidades, se atienda la inseguridad alimentaria y el acceso al agua, implementar Sistema de Salud Ancestrales. Asimismo, resaltaron continuar el trabajo en el cumplimiento de los ODS, principalmente en la salud, pero sin olvidar la necesidad de seguir trabajando en otros como el ODS como la Educación de Calidad, Igualdad de Género, hambre cero, agua limpia y saneamiento, medio ambiente, que también están afectando a los pueblos indígenas en esta situación de pandemia.

La actividad concluyó con la intervención del Secretario Técnico del FILAC, Álvaro Pop, quien destacó que la gravedad actual y futura de la pandemia requiere de acciones coordinadas, eficientes y urgentes, con el objetivo de salvar vidas y proteger a las comunidades indígenas. De igual manera, instó a las comunidades, organizaciones indígenas y a los Estados a hacer su máximo esfuerzo y establezcan los ámbitos de coordinación necesarios para enfrentar esta situación que enfrentan los pueblos indígenas frente a la pandemia.