Opinión

Debemos construir sociedades descolonizadas y despatriarcalizadas

DAVID CHOQUEHUANCA ►

Dentro de la filosofía del “Vivir Bien” y como parte de las culturas de las naciones indígenas originarios campesinas, nuestra lucha va más allá de la búsqueda de la equidad y avanza hacia la construcción de sociedades descolonizadas y despatriarcalizadas.

Es importante concebir sociedades justas, equitativas y solidarias en las que se eliminen las diferencias entre las clases sociales, entre ricos y pobres y entre castas, pero eso no es suficiente. Sino eliminamos las estructuras que sustentan estas divisiones, se corre el peligro de que estas divisiones nuevamente establezcan poblaciones diferenciadas en clases, castas y estratos sociales antagónicos.

Para que eso no ocurra, tenemos que eliminar todas las estructuras construidas históricamente para diferenciarnos y que hacen a unas personas de primera y a otras de segunda categoría. Estas estructuras están basadas en la discriminación de unos grupos sobre otros, en estructuras religiosas, color de piel, dinero, origen cultural y otros factores que nos esclavizan.En el “Vivir Bien”, la construcción de sociedades equitativas es importante, pero no es suficiente, por lo que también tenemos que avanzar en los procesos de descolonización y despatriarcalización de las sociedades.