Noticias

Contenidos desubicados en la propaganda gubernamental

►Por Max Torres►

Los propagandistas del gobierno decidieron explotar la imagen de Jeanine Añez para dos spots donde ella explica el cobro de bonos y la ayuda al Beni cuando el país necesita con urgencia mensajes educativos, informativos y motivadores para la lucha contra el Coronavirus. Como yapa, el gobierno difunde un spot con una ancianita que cruza la calle y eso es explotar el dolor humano, vaya saber si los productores por ética publicitaria le pagaron a la ancianita por aprovecharse de su imagen.

Los spots donde aparece Jeanine son los más caros por su larga duración y su difusión intensiva en varios canales privados y el estatal. El spot “confusión cobro de bonos” dura 105 segundos y el spot “Ayuda al Beni” dura 60 segundos. Una sola emisión de los 2 spots cuestionados (165 segundos en total) cuesta dentro del informativo del canal de mayor audiencia aproximadamente 4.300 dólares.

Como se difunden en 3 informativos diarios, en un solo canal, los 2 spots con imagen de Jeanine cuesta $us 12.900 por día y por semana $us. 90.300. Estos costos salen aplicando una tarifa oficial sin incluir recargos por propaganda gubernamental y negociaciones con rebajas por paquetes.

El actual gobierno tiene todo el derecho de hacer propaganda de su gestión, pero no puede hacer propaganda con contenidos desubicados en medio del dolor humano a causa del Covid 19.

Santa Cruz y el Beni necesitan con urgencia estrategias de comunicación ante la explosión de contagios con mensajes precisos sobre: cómo enfrentar el aislamiento domiciliario, las recomendaciones de bioseguridad en casa, los peligros de la automedicación, la alimentación saludable para aumentar defensas, la ubicación de médicos que curaron el Covid, orientación nutricional y otros temas.

Además, debemos reforzar la estrategia comunicacional con spots, cortos, minireportajes, programas de consultorio al aire por TV y radio, jingles con dibujos animados para niños, canciones de motivadores para ancianos, enfermos con coronavirus, mensajes pro activos y empáticos para recrearse en casa destinados a jóvenes.

En fin, tenemos en la realidad pandémica tantos temas y problemas que pueden enfocarse creativamente con las reglas de oro de Comunicación en salud en crisis. Pero los estrategas de comunicación del gobierno insisten en usar imagen de Jeanine y difundir mensajes con fines propagandísticos para reforzar una imagen personal y dejar de lado las necesidades que exige la pandemia.

Tampoco se usa estratégicamente el aparato de los medios estatales. No se puede cometer errores como llevar al gerente de BTV y un equipo a una zona de riesgo como Beni por unos días para redundar con notas y entrevistas que los demás medios ya lo difundieron.

Están desperdiciando la señal digital de BTV 7.2 reprisando programas deportivos fuera del contexto pandémico cuando deberían producir programas al vivo de motivación, educación, orientación y prevención en salud, dicho canal debería emitir los materiales audiovisuales de canales estatales amigos de América Latina y los audiovisuales que generan la OPS y la OMS.

La gente de Santa Cruz y el Beni necesitan orientación con mensajes para enfrentar cuando familiares, amigos y vecinos fueron contagiados por el Covid, necesitan saber qué acciones cotidianas deben hacerse en el seno del hogar para luchar contra el virus, cuáles son las precauciones de bioseguridad a implementarse en casa, cómo cuidar a las personas de la tercera edad con enfermedades de base, las claves para frenar la cadena de contagios y otros temas concretos que surgen durante la pandemia.

Esas son algunas líneas de mensajes que necesita Bolivia en lugar de gastar miles de dólares diarios para difundir, con dinero de los bolivianos, la imagen propagandística de la candidata-Presidente.