Noticias

Cónsul de Bolivia en Barcelona destituido, David Pareja Lozada

Sobre el nombramiento del cónsul David Pareja Lozada Karen Longaric aseguró no conocer personalmente a Pareja Lozada (fue la Canciller quién firmo el nombramiento. David Pareja Lozada es hijo de Ruth Lozada, candidata a senadores por la alianza Juntos de la candidata y presidenta Jeanine Áñez, y sobrino de Alberto Lozada, presidente de la Aduana Nacional. Karen Longaric afirmo a un medio de comunicación “La orden de designación del cónsul en Barcelona llegó directo de Palacio»

David Pareja Lozada no contaba con experiencia en el cargo de diplomático, apenas realizo dos semanas de un taller en el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Alberto Pareja Lozada, quien fue aprehendido el 17 de junio en el marco de la investigación por el caso de la presunta compra de 170 respiradores con sobreprecio, fue destituido de su cargo como cónsul de Bolivia en Barcelona (España). Pareja está en este momento bajo medidas sustitutivas: arraigo, detención domiciliaria y fianza de veinte mil bolivianos, mientras continúa la investigación del caso.

Karen Longaric, quien confirmó la destitución. “A partir de hoy queda destituido el cónsul Pareja. Ya se ha emitido el memorándum correspondiente que se le hará llegar en las próximas horas”, manifestó la autoridad.

Pareja fue nombrado cónsul de Bolivia en Barcelona el 10 de febrero de 2020, ocupó el cargo por más de cuatro meses y actualmente forma parte de la investigación en curso respecto a la denuncia de sobreprecio de los ventiladores fabricados por la empresa GPA INNOVA.

Bolivia pagó por cada respirador $us 28.080, cuando cuesta $us 7.194 en la fábrica. La compra original de los 170 equipos se hizo con base en un pedido que sumaba unos $us 1,2 millones. Pero el Estado pagó 4,7 millones por ellos.

El cónsul general de Bolivia en Barcelona, David Pareja Lozada, explicó que el Ministerio de Salud sabía que había una oferta de los mismos respiradores que se compraron, pero a la mitad del precio que se pagó. Sin embargo, se procedió a la firma del contrato con el proponente más caro (IME Consulting), con quien se tenía fluido contacto y hasta se le había permitido usar las oficinas consulares para trabajar.

El asesor jurídico del Ministerio de Salud, Fernando Valenzuela (detenido) le pidió a David Pareja Lozada a nombre del ministro Marcelo Navajas, que verifique la existencia de los ventiladores adquiridos. Pero no se le pidió verificar la propuesta más económica.

Las negociaciones se realizaron a través del Ministerio de Salud, quienes solicitan que Pareja Lozada, verifique la existencia de la empresa y los 170 respiradores.

El cónsul David Pareja Lozada envía una CARTA/INFORME el 11 de mayo, a la CANCILLER KAREN LONGARIC señalando que la operación estaba en peligro porque había una oferta de otra empresa con los mismos respiradores que estaban a mitad de precio. Esta información le llega a través del Ministerio de Salud.

El Ministerio de Salud le pasa esa información de los respiradores a mitad de precio a Iñaki (García), a IME Consulting (empresa intermediaria en la compra de los respiradores) y luego le informan a Pareja Lozada.

El cónsul David Pareja Lozada permite que IME Consulting use ambientes del consulado como oficinas porque ellos no tenían oficina en Barcelona. La Empresa intermediaria usa los ambientes del Consulado de Bolivia para consolidar el negocio, hacen uso del internet y todos los ambientes del consulado para hacer sus gestiones con el Ministerio de Salud.

La empresa intermediaria no pago ni siquiera el transporte ya que realizo la aerolínea NACIONAL BOA. Esa información la maneja el Ministerio de Salud.

Pareja Lozada estuvo en comunicación permanente con el ministro de Salud (Marcelo) Navajas y con el director de AISEM (Autoridad de Infraestructura, Servicios y Equipamientos Médicos), el señor (Geovani) Pacheco.

El Gobierno boliviano pagó por cada respirador básico con accesorios la suma de 28.080 dólares, cuando el costo por unidad directamente de la fábrica es 7.194 dólares. El monto pagado subió cuatro veces.
“La venta compone el RESPIRA en su modelo básico y el kit de accesorios sin el Fio2”, informó el responsable de Estrategia, Marketing y Comunicación de GPA Innova, Jaume Miras.

GPA Innova es la compañía que fabrica los ventiladores RESPIRA. De acuerdo con la lista de precios el modelo básico cuesta 6.540 dólares y el kit de accesorios sin el Fio2 (que es un sensor de oxígeno) cuesta 654 dólares, lo que da un total de 7.194 dólares por cada unidad. Si multiplicamos eso por 170 ventiladores da un precio total de 1.222.980 dólares. Sin embargo, el Gobierno boliviano pagó 4.706.110 millones.