Noticias

CONFEDERACIÓN BARTOLINA SISA PROPONE IMPLEMENTAR EL PLAN «PRIMERO LA VIDA» FRENTE A LA CRISIS POR COVID-19

(Bartolina Sisa).- Este jueves 16 de abril, la Confederación «Bartolina Sisa», junto a su equipo técnico, se reunieron para plantear estrategias de acción, frente a la crisis del COVID-19 por la que atraviesa Bolivia. En la oportunidad analizaron las propuestas presentadas por Luis Arce Catacora ex ministro de economía de Bolivia y actual candidato a la presidencia por el Movimiento al Socialismo MAS-IPSP, en el entendido de que como Confederación fueron parte y aportaron a la misna, en un esfuerzo conjunto para enfrentar la pandemia y sus efectos económicos y sociales inmediatos.

Segundina Flores, Ejecutiva de la Confederación, manifestó al respecto que: “Estamos viviendo en una crisis mundial y en Bolivia no estamos preparados aún para enfrentar esta crisis, tantos casos de coronavirus que día a día van aumentando, por más que se haya cumplido la cuarentena no se ha podido controlar esta epidemia y debemos de trabajar para poder controlar esta crisis”.

«Junto a nuestro hermano Luis y otros sectores sociales de Bolivia hemos trabajado en catorce ejes que nos pueden ayudar a salir de esta crisis, los catorce ejes hacen referencia, a la emergencia sanitaria, al abastecimiento, a plantear políticas sociales, reactivación económica, redes comunitarias, derechos humanos y libertad de expresión, política internacional, poblaciones vulnerables, jóvenes, madre tierra, culturas, medios de comunicación y finalmente el eje de transparencia y acceso a la información», indicó.

Los 14 ejes temáticos del documento denominado «Primero la vida», plantean los siguientes aspectos:

EMERGENCIA SANITARIA

Implementar una gestión unificada de los tres subsistemas de salud para enfrentar la COVID-19: público, privado y seguridad social, que trabajen de acuerdo a protocolos y planes de contingencia debidamente socializados.

Convocar a todo el personal médico y auxiliar, así como a estudiantes de medicina para formar brigadas médicas territoriales, y con todos los equipos de bioseguridad, puedan apoyar a detectar posibles síntomas y cuidados, con un diagnóstico oportuno y su posterior tratamiento.

Convocar a un comité de expertos, que reúna a los mejores profesionales del rubro, nacionales e internacionales, y que sea conformado por las universidades y la comunidad científica, para tomar decisiones técnicas, médicas y científicas.

Equipar de manera inmediata los hospitales de primer, segundo y tercer nivel que ya fueron construidos en la gestión anterior en varios departamentos del país. Continuar con el plan de construcción de hospitales, cuyo financiamiento ya estaba garantizado.

Importar masivamente y de manera inmediata, insumos para el diagnóstico del virus, además oxigenadores y equipos de bioseguridad para todo el personal de salud y quiénes corran riesgos de contraer la enfermedad. Para eso debería encomendarse a BOA, TAM y TAB el uso de sus aviones para el transporte de estos insumos.

Dotar de manera inmediata de equipos de bioseguridad al personal sanitario, cuidando la vida de médicos, enfermeras, personal administrativo y de limpieza de los establecimientos de salud. De igual manera esta dotación debe alcanzar a todas y todos los trabajadores que cumplen funciones en la cadena de abastecimiento y aseo urbano, así como a los miembros de las Fuerzas Armadas y Policía que están apoyando en la lucha contra el coronavirus.

Autorizar a las gobernaciones y municipios la importación directa de Interferon Alfa 2 B y facilitar su transporte al país.

Establecer de manera estricta la cadena de transmisión, es decir, identificar a todos los contactos de los pacientes confirmados, esto incluye la búsqueda y captación de la persona que contagió, así como también de los contactos de esa persona. Para estos casos implementar medidas de aislamiento efectivas y hacerles las pruebas PCR en tiempo real.

Hacer búsqueda activa o pesquisaje en las zonas o barrios donde se haya reportado más casos. Esto se puede hacer desde la atención primaria de salud con Mi Salud, con médicos de planta de un centro de salud, enfermeras o incluso con estudiantes de medicina. A fin de encontrar personas con síntomas respiratorios y fiebre, identificando si han tenido contacto con personas del exterior o con casos confirmados, ya que hay casos ocultos y/o asintomáticos, y para estos casos hay que tener listas más pruebas y centros de aislamiento.

Identificar en cada municipio, las infraestructuras para aislar pacientes. En las capitales debe haber muchos centros de aislamiento que cuenten con el equipamiento necesario. Estos serían para casos sospechosos y contactos. A todos se les debe hacer pruebas y se debe mantener una estricta vigilancia para identificar síntomas.

Hacer funcionar al 100% de la capacidad al INLASA, CENETROP y todos los equipos GenXpert de Bolivia, como también los laboratorios privados que tengan esta capacidad, bajo estricto control estatal, suscribiéndose acuerdos que garanticen la gratuidad del diagnóstico.

Acelerar la apertura y el equipamiento de hospitales que cuenten con terapia intensiva, y hacer una convocatoria a especialistas y personal necesario para iniciar el trabajo.

Es crucial que en los informes que se realizan a la ciudadanía sobre el avance de la pandemia, la cantidad de pruebas que se realizan diariamente, la capacidad del sistema sanitario, la orientación respecto a qué hacer en caso de tener síntomas, a qué hospitales acudir, etc., sea claros, abiertos, transparentes y orientadores, para evitar la generación de pánico por desinformación y la desconfianza de los ciudadanos.

Establecer morgues específicas para cadáveres infectados por COVID-19, y cementerios para los casos de los familiares que no disponen de un lugar donde enterrar a su ser querido. Debe brindarse todo el apoyo en esos momentos de dolor para las familias.

El Protocolo del manejo de cadáveres infectados por COVID-19 debe ser conocido por todo el sistema sanitario, morgues, funerarias, cementerios y población en general. El conocimiento evitará mayor dolor a la familia que el ya causado ante la pérdida de un ser querido. Bajo ninguna circunstancia un familiar debe estar cargando con el cuerpo de su ser querido hasta encontrar un lugar donde le permitan enterrarlo, no sólo por el riesgo sanitario que esto conlleva, sino también por un principio básico de humanidad.

Mediante norma respectiva establecer la obligatoriedad de clínicas y hospitales privados a atender a infectados por COVID-19, siguiendo protocolos que establezca el Estado.

Por la baja comercialización de gasolina que hay durante la cuarenta, todo el alcohol que YPFB no está retirando como aditivo para la mezcla con gasolina, debería ser destinado a la desinfección de hospitales, mercados, y también entregado gratuitamente a las familias para la desinfección del hogar.

Promover la medicina tradicional como aliada en la lucha contra la pandemia, especialmente en la prevención a través de alimentos esenciales y plantas medicinales que fortalecen el sistema inmunológico, y son antivirales naturales.

ABASTECIMIENTO

Garantizar el abastecimiento campo-ciudad y ciudad-campo. Tiene que haber agilidad en la logística, como por ejemplo en la dotación de permisos de circulación para los productores, fluidez en la comercialización e inmediata implementación de medidas de bioseguridad en el funcionamiento de toda la cadena de producción y abastecimiento.

Establecer un control permanente de precios para las áreas urbanas, periurbanas y rurales.

Implementar medidas más efectivas contra la especulación, el agio y acaparamiento.

Asegurar las condiciones para que el ciclo agropecuario se cumpla, y no poner en riesgo la seguridad alimentaria de la población boliviana. Las medidas oportunas y adecuadas que tomemos hoy, nos garantizan el alimento de mañana.

Es importante garantizar la cadena de insumos para la producción agropecuaria y permitir el trabajo agropecuario en el área rural, para asegurar la producción de alimentos y evitar su importación.

Coordinar y garantizar con municipios, organizaciones sociales y la ciudadanía en general el transporte y logística de distribución de alimentos que vienen de donaciones del sector agropecuario para las ollas comunitarias en las ciudades.

Garantizar el abastecimiento de fármacos e insumos esenciales para el personal de salud y toda la población boliviana. Se debe convocar de emergencia a pequeñas y medianas empresas para que con apoyo del Estado produzcan insumos de protección y artículos de higiene personal, como alcohol en gel, con la supervisión de la Agencia Estatal de Medicamentos y Tecnología en Salud. Las bolivianas y bolivianos somos capaces de producir con calidad y seguridad sanitaria.

POLÍTICA SOCIAL

Profundizar las políticas de redistribución del ingreso para evitar el aumento de la pobreza extrema y moderada, tanto en las ciudades como en el área rural.

Ante la ampliación de la cuarentena, incrementar por lo menos a Bs1.000 la Canasta Familiar y el Bono Familia.

Incrementar el Bono Universal a Bs2.000, debiendo ser entregado de manera inmediata, no el 30 de abril, a todas las bolivianas y bolivianos de bajos ingresos, que viven de lo que ganan al día y que no están comprendidos en la red de transferencias condicionadas ya existentes.

Gratuidad de los servicios básicos de agua, luz, gas, telefonía celular e internet, ya sea del servicio público o privado, para las personas de bajos ingresos durante tres meses. Garantizar el acceso e internet gratuito para estudiantes de primaria, secundaria y nivel superior.

El Estado debe prohibir los desalojos y apoyar con el pago de alquileres a las personas de bajos ingresos, para de esta manera no perjudicar los ingresos a las familias que viven de los ingresos generados por alquileres.

Reglamentar la Ley excepcional de diferimiento de pagos de créditos, pues hasta ahora no se lo ha hecho poniendo en riesgo a los prestatarios.

Emitir una norma que garantice el empleo actual prohibiendo despidos en el sector público y privado.

Implementar políticas efectivas de apoyo para preservar el empleo, compensando a los trabajadores independientes. Las medidas económicas deberían apuntar a apoyar fundamentalmente a los grupos más golpeados por la crisis y no a profundizar las desigualdades económicas y sociales.

REACTIVACIÓN ECONÓMICA

Retomar el Modelo Económico Social Comunitario Productivo, para regresar a la senda del crecimiento económico con redistribución del ingreso y desechar el modelo neoliberal.

Dinamizar el mercado interno y la Inversión Pública para garantizar un crecimiento sostenido.

Establecer líneas de crédito a tasa de interés cero para todas las empresas privadas Micro, Pequeñas, Medianas y la Gran Empresa, destinadas al apoyo del pago de salarios, inversión y otros, estableciendo condiciones para que se garantice mantener el nivel de empleo de octubre de 2019 e incrementar paulatinamente su producción.

Con el objetivo de fortalecer la gestión unificada de todos los subsistemas de salud para enfrentar el coronavirus, se deben establecer líneas de crédito para las clínicas y hospitales privados, destinadas al acondicionamiento de su infraestructura, así como al aumento y equipamiento de las salas de terapia intensiva.

Fortalecer las fuentes de financiamiento de las políticas sociales como el Bono Juancito Pinto, Renta Dignidad, Juana Azurduy y otros.

Aplicar políticas monetarias y fiscales expansivas para contribuir en la solución de los efectos sociales y económicos de la COVID-19.

Otorgar créditos a la producción agrícola para los pequeños agricultores de alimentos que se cosechen entre tres a seis meses, con cero por ciento de interés por el lapso de un año.

No pago del servicio de la Deuda Externa Pública (capital e intereses) de todos los vencimientos de las gestiones 2020 y 2021.

Período muerto (no se pagan ni intereses ni capital) de la deuda interna para las deudas de las empresas públicas.

Para preservar la salud del sistema financiero, la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero – ASFI debe efectuar un monitoreo minucioso a todo el sistema financiero, principalmente relacionado a la liquidez y los indicadores de solvencia de cada una de las instituciones del sistema financiero.

El Banco Central de Bolivia – BCB, debe garantizar la liquidez necesaria tanto en la economía en su conjunto como para el sistema financiero en particular.

Acordar un gran plan de inversiones de mediano y largo plazo para organizar el correcto funcionamiento de un sistema público de salud, garantizando su financiamiento.

En coordinación con la Central Obrera Boliviana – COB, trabajar una propuesta que permita destinar hasta un 10% del total de aportes que administran las Administradoras de Fondos de Pensiones – AFPs, a créditos productivos que serán otorgados a tasas concesionales.

Crear un Fondo Solidario para la Salud aplicando un impuesto a las grandes fortunas.

Implementar una política salarial de solidaridad para enfrentar la pandemia, que ponga un tope máximo de Bs14.000 a los salarios de todo el sector público (instituciones públicas, empresas públicas y subsidiarias), mientras dure la crisis. El ahorro que se genere debe ser destinado al Fondo Solidario para la Salud.

Fomentar la política del «Hecho en Bolivia», «Compro Boliviano» y “Consume lo nuestro”.

Implementar una política especial de reactivación para los sectores que están siendo más golpeados en este momento como el turismo, hotelería, gastronomía, comercio, servicios, construcción y otros.

Repatriación de activos en paraísos fiscales.

REDES COMUNITARIAS

Ollas comunitarias

Recogiendo la importante iniciativa que hemos visto tanto en áreas urbanas, periurbanas como rurales, de realizar ollas comunitarias para combatir el hambre; hay que generalizar esta gran acción de solidaridad del pueblo en todo nuestro país, a la cabeza de las organizaciones sociales y territoriales de base, cumpliendo siempre con medidas de bioseguridad. También debemos conformar comités de apoyo a las ollas comunitarias, para que todos podamos aportar con alimentos.

Comercio Comunitario

Fomentar y recuperar el comercio milenario solidario (llamado schala, trueque, intercambio de productos entre oriente y occidente) urbano y rural. Para tal efecto, el Estado debe garantizar el libre tránsito de esos productos.

Producción comunitaria

Incentivar la producción en huertas familiares, tanto a nivel urbano como rural, con asistencia técnica y dotando gratuitamente semillas.

Vigilancia Epidemiológica Vecinal

Las juntas de vecinos y todos los ciudadanos deben implementar medidas de prevención e información, estar pendientes de sucesos en sus barrios, urbanizaciones, condominios, edificios de vivienda y domicilios en general. Establecer redes de comunicación vecinal para enfrentar la COVID-19, y comunicar a las autoridades locales y sanitarias que correspondan en situaciones de identificación de síntomas. Asimismo, deben organizarse para emprender allí donde se pueda, acciones de desinfección de sitios comunes.

DERECHOS HUMANOS Y LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Garantizar el respeto de los derechos humanos – DDHH, sin hacer discriminación alguna por razón de origen, nivel de ingresos económicos, posición social, militancia política, u otros. Como lo ha indicado la Alta Comisionada de la ONU para los DDHH, una situación de emergencia no representa un cheque en blanco para hacer caso omiso de las obligaciones en materia de derechos humanos. La lucha contra pandemia no proscribe derechos humanos, políticos, económicos ni sociales.

Como también señalan instancias internacionales, la lucha contra la desinformación en esta pandemia, no puede ser utilizada para acallar las críticas ni para limitar el derecho a la libertad de expresión.

Cesar la persecución política y restablecer un clima de confianza, reconciliación y debido proceso, en el marco de lo recomendado por organismos internacionales de derechos humanos.

Generar, de forma inmediata, el marco normativo necesario y coordinar con la fiscalía y el órgano judicial las acciones para evitar que las cárceles se conviertan en centros de contagio con dos medidas fundamentales como la detención domiciliaria a todos los sentenciados por delitos menores que no vayan contra la vida, la salud, la integridad de las personas. Por otro lado, la defensa en libertad a todos los imputados y procesados por los tipos penales mencionados.

Garantizar plenamente los derechos de todos los ciudadanos para retornar a nuestro país cumpliendo con los protocolos sanitarios, brindándoles atención inmediata así como un trato digno, sin discriminación alguna.

Cesar el uso excesivo de la fuerza en el control del cumplimiento de la cuarentena y la aplicación diferenciada que se impone al momento de juzgar a los que incumplen con la misma. Se debe tomar en cuenta que hay casos que requieren de una consideración especial, como los pequeños productores que salen a vender sus productos para subsistir.

El Estado debe garantizar que los predios que sean utilizados para albergar personas infectadas o sospechosas de COVID-19, cuenten con la infraestructura, equipos, materiales y alimentación necesarios y suficientes para todas estas personas y el personal de salud que trabaje allí.

JUSTICIA

La Justicia no puede parar, los ciudadanos que ven vulnerados sus derechos, un niño que necesita asistencia familiar, o una mujer víctima de violencia no pueden esperar a que la pandemia termine.  Los derechos humanos no se suspenden y la Justicia debe acompañarse de la tecnología y cuidados sanitarios necesarios, bajo un nuevo paradigma y un camino de compromiso de todos los operadores de justicia y los Abogados que acompañan el cuidado de la salud y la vida de toda la población.

Continuar los esfuerzos de habilitar a la brevedad, la tecnología, la digitalización, firma digital, buzón electrónico y otros, para lograr que la justicia y el debido proceso sean garantizados sin descuidar la salud y la vida.

POLÍTICA INTERNACIONAL

Gestionar cooperación bilateral y multilateral, sin realizar discriminaciones ideológicas y garantizando nuestra soberanía, para salvar vidas. En este sentido todo apoyo médico, de investigación científica y medicinas deben ser bienvenidas. En particular nos sumamos al pedido del pueblo boliviano del regreso de la misión de médicos cubanos para combatir la pandemia como ocurrió en otros países.

Gestión activa por parte del Estado para lograr recursos financieros y técnicos de organismos internacionales y de otros países.

Activar el trabajo de nuestras misiones diplomáticas para apoyar las gestiones de cooperación internacional, así como acciones en el campo de nuestra reactivación económica-comercial.

Explicar cuál es el protocolo que Cancillería está implementando para la repatriación de los bolivianos que quieren retornar al país.

Bolivia debe liderar la campaña internacional de países en vías de desarrollo para que condonen la deuda externa que se tiene con países desarrollados y organismos internacionales.

Reactivar y fortalecer los mecanismos de integración regional, constituidos bajo los principios de hermandad, solidaridad y reciprocidad; para llevar adelante planes conjuntos de lucha contra el coronavirus, así como de reactivación económica, y protección social.

POBLACIONES VULNERABLES

Niñas y niños

Implementar una política especial de cuidado de la infancia para evitar la desnutrición de niñas y niños en esta crisis, especialmente en aquellos hogares más vulnerables, así como para protegerlos del maltrato y abuso infantil. Se deben fortalecer las redes estatales y comunitarias por los derechos de la niñez.

Mujeres

Implementar una política de emergencia, integral y efectiva, de lucha contra toda forma de violencia hacia la mujer, pues a nivel mundial, y Bolivia no es la excepción, se está observando que durante la aplicación de medidas como la cuarentena, las mujeres están más expuestas a la violencia doméstica, al maltrato y los abusos sexuales.

Adultos mayores

Garantizar una atención digna a las personas adultas mayores, no exponerlos a aglomeraciones en centros de abastecimiento y entidades financieras que ponen en riesgo sus vidas. El pago de sus rentas y bonos deben realizarse a domicilio, así como la atención médica si requiriesen. De igual manera deben conformarse brigadas de solidaridad con el adulto mayor para colaborarlos en la provisión de sus alimentos y medicinas. Se debe habilitar una línea gratuita de atención al adulto mayor.

Pueblos indígenas y afrobolivianos

En coordinación con las comunidades, establecer políticas de prevención del contagio así como de abastecimiento garantizado. Conformar brigadas médicas de vigilancia epidemiológica activa en territorios indígenas y afrobolivianos, acompañadas de una política comunicacional en idiomas originarios sobre el coronavirus.

Personas con discapacidad

Garantizar una atención digna a las personas con discapacidad, realizando el pago de sus bonos a domicilio, abastecimiento de alimentos y medicinas.

Personas en situación de calle

En coordinación con los gobiernos subnacionales, establecer albergues a nivel nacional para las personas en situación de calle, garantizando un trato digno, alimentación y medidas de bioseguridad.

Hogares de niños, adolescentes, adultos mayores, personas con discapacidad

Garantizar el abastecimiento de alimentos, así como de cuidados médicos en los hogares, estableciendo medidas de bioseguridad y redes de ayuda estatal y ciudadana.

Personas con enfermedades crónicas

Implementar una política de atención, tratamiento, otorgación de alimentos y medicamentos a aquellas personas que por alguna enfermedad crónica, se ven impedidos de movilizarse en los días permitidos para abastecerse.

Por ejemplo, los enfermos con cáncer son un grupo especialmente vulnerable, pues al realizar tratamientos como la quimioterapia, se afecta sus sistemas inmunitarios, bajan sus defensas, y tienen mayor grado de exposición  a la infección por COVID-19, por lo que se debe implementar lugares y protocolos especiales de atención médica.

Colectivos LGTB

Garantizar una atención sin discriminación ni estigmatización. La pandemia no debe convertirse en una excusa para ahondar fobias hacia la comunidad LGTB.

JÓVENES

Tomando en cuenta las recomendaciones realizadas por el Fondo de Población de las Naciones Unidas – FPNU, respecto a los jóvenes frente a la pandemia, se plantea lo siguiente.

Implementar un programa laboral de emergencia para los jóvenes, en coordinación con el sector privado, para garantizar la empleabilidad juvenil y su valioso aporte al desarrollo económico y social del país.

Apoyar a las personas jóvenes en sus iniciativas tecnológicas y de innovación digital, orientadas a generar consciencia acerca del virus, promover la prevención, y compartir información combatiendo la desinformación, la discriminación y la xenofobia asociadas con la pandemia. En las redes sociales digitales, los jóvenes son aliados naturales en la difusión de información correcta para enfrentar el coronavirus.

Fortalecer la capacidad de las organizaciones juveniles de modo que puedan participar de manera segura, eficaz y significativa en acciones que permitan que las personas jóvenes jueguen un papel eficaz en las respuestas ante la crisis, mediante acciones como la conformación de brigadas solidarias para apoyar en la atención de grupos poblacionales vulnerables, entre los que se encuentra los adultos mayores.

MADRE TIERRA

Convocar a entidades, organizaciones sociales y comunitarias, colectivos urbanos y rurales de defensa de la vida y la Madre Tierra, a presentar propuestas que busquen un equilibrio entre las medidas sanitarias, económicas y sociales, y la sostenibilidad del medio ambiente. Durante la pandemia, la adopción de acciones de contención como la cuarentena han tenido un impacto muy negativo a nivel económico y social; pero positivo en el medio ambiente, pues se evidencia la disminución de varios índices de contaminación. Sin embargo, el efecto medioambiental, se considera temporal porque al levantarse la cuarentena se requiere reactivar con urgencia la economía para evitar una crisis humanitaria. Y aquí surge uno de los más grandes desafíos, la construcción de políticas económicas en la pandemia que incorporen criterios de cuidado de la Madre Tierra.

CULTURAS

Implementar estrategias orientadas a la canalización de fondos específicos para proteger a todas las expresiones culturales, evitando que el coronavirus afecte el aporte esencial de las trabajadoras y trabajadores de las artes a nuestra sociedad. La cultura es fundamental para hacer frente a la crisis múltiple que enfrentamos, y las iniciativas de bolivianas y bolivianos vinculados a las artes ayudan en gran manera a sobrellevar momentos tan difíciles como el encierro durante la cuarentena.

MEDIOS DE COMUNICACIÓN

El rol de los medios de comunicación, tradicionales y no tradicionales, grandes, medianos y pequeños, durante la pandemia es fundamental, pues hay varias formas en las que pueden contribuir de manera efectiva en la lucha contra el virus, especialmente proporcionando información valiosa de prevención y protocolos sanitarios para las ciudadanas y ciudadanos.

Generar a una alianza estratégica con los medios de comunicación y los periodistas, quienes deben tener acceso a información actualizada y fidedigna sobre la COVID-19. De igual manera se debe garantizar el desarrollo de sus funciones cumpliendo medidas de bioseguridad.

La información debe generarse no sólo en castellano sino también en idiomas originarios, para las ciudades y también para las áreas rurales, por lo que es fundamental la reactivación de todas las radios comunitarias que fueron recientemente cerradas.

Cumpliendo con los protocolos sanitarios y medidas de bioseguridad, los medios de comunicación deben visitar libremente los predios donde se efectúa el tratamiento a las personas infectadas y sospechosas del COVID-19, los lugares donde cientos de bolivianas y bolivianos en las fronteras están cumpliendo la cuarentena para verificar que se cuentan con las infraestructura, la logística necesaria y se respeten sus derechos humanos.

La información que emitan los medios de comunicación, debe priorizar lo técnico y científico respecto a la COVID-19, buscando siempre orientar y dar certidumbre a la población.

TRANSPARENCIA Y ACCESO A LA INFORMACIÓN

Brindar periódicamente informes claros, consistentes y que cuenten con todos los datos que requiere conocer la población. La información accesible y veraz es esencial durante la pandemia del coronavirus.

Presentar públicamente estudios técnicos para que se conozca el comportamiento de la curva de contagios, así como la duración de la meseta. Esto con el fin de lograr equilibrios que garanticen la sostenibilidad de las medias sanitarias, así como las económicas y sociales.

Dar a conocer a la población cuales fueron la medidas de prevención asumidas desde que se conoció del virus en diciembre de 2019 y cuál fue el plan para combatir la emergencia sanitaria; además, es importante saber si se planteó una estrategia de información para las áreas rurales.

Proporcionar un inventario de infraestructuras, equipamiento, personal de salud, medicamentos y otras necesidades para dar una respuesta estructural a la crisis de salud, evitando la utilización política de lo existente y lo necesario.

Transparentar el detalle de los créditos, cooperación internacional y donaciones privadas que está recibiendo el país para enfrentar esta crisis. De igual manera se debe informar sobre el destino, beneficiarios y las medidas asumidas para evitar compras discrecionales, desvío de estos recursos, y otros posibles hechos de corrupción.