NacionalesNoticias

CIDOB: Indígenas dialogan con el Gobierno y marchistas no presentan su pliego

(APC Bolivia).- Mientras indígenas del oriente avanzan en el diálogo en mesas de trabajo junto a representantes del Gobierno, otro grupo de marchistas afines al gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, llegó a la ciudad y pidió tiempo para presentar su pliego petitorio.

El presidente de la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente, Chaco y Amazonia de Bolivia (Cidob), Justo Molina, informó ayer que mesas de trabajo técnicas fueron instaladas en coordinación con el Gobierno central para trabajar en un acuerdo nacional en atención a las demandas de los pueblos de tierras bajas.

Indicó que el trabajo en la Casa Grande de la Cidob, en Santa Cruz, es permanente y se desarrolla desde el domingo 26 de septiembre como resultado de un acuerdo con el Gobierno el sábado 25.

“El día de mañana (viernes) y pasado seguiremos trabajando, hasta el sábado, cuando tendremos concluidas las mesas. Son siete mesas de trabajo para tratar los diferentes puntos”, declaró en entrevista con la Agencia Boliviana de Información (ABI).

Los temas de tierras, salud, desarrollo productivo, educación, infraestructura y viviendas sociales son algunos de los temas eje que se trabajan desde el fin de semana con técnicos del Gobierno nacional.

“El pliego petitorio que hace la Cidob es uno solo a nombre de las 34 naciones que la conforman y, en este sentido, vamos a firmar un acuerdo con el Gobierno nacional. El domingo  haremos conocer todos y cada uno de los puntos acordados”, dijo.

SIN PLIEGO PETITORIO

Por otra parte, el viceministro de Seguridad Ciudadana, Roberto Ríos, como miembro de la comisión conformada por diferentes reparticiones del Gobierno para encontrar soluciones a la marcha de los indígenas, informó que se acordó con este sector de tierras bajas postergar el diálogo hasta que cuenten con un pliego petitorio consensuado con las bases.

“Se respetará el pedido de cuarto intermedio de los marchistas, nuestra voluntad como Gobierno está abierta para iniciar conversaciones”, expresó Ríos.

El viceministro de Autonomías, Álvaro Ruiz, adelantó que hoy se espera concluir con la dirigencia de la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente Boliviano (Cidob) en las mesas de trabajo de tierra y territorio para que se sumen al diálogo y el domingo dar a conocer los resultados en las respectivas mesas.

“Mas allá de la falta de coordinación con los movilizados, es importante en esta primera etapa conocer el pliego petitorio del sector indígena y mientras se espera  nosotros trabajamos con la Cidob en las mesas de salud, educación, tierra territorio, autonomía y desarrollo productivo”, explicó.

El secretario ejecutivo de la Cidob, Justo Molina, dijo que esta espera que definió el Gobierno confirma que la demanda de los marchistas no fue consensuada y menos consultada con las bases y en todo el trayecto de su caminata llamaron a sumarse sin tener una plataforma elaborada con los legítimos representantes de las naciones indígenas.

“Nosotros respetamos la decisión de los hermanos marchistas y del Gobierno, si es que hubo acercamiento. Nosotros hicimos un preacuerdo con el Gobierno para trabajar en mesas técnicas de diálogo y en eso estamos abocados, y ojalá se concluya todo el trabajo hasta el sábado”, puntualizó.

El analista Hugo Siles advirtió que el sólo hecho de que Camacho y varios políticos de oposición apoyen esta marcha y asuman un rol de interlocutores deslegitima al movimiento. Sin embargo, pese a este hecho, el Gobierno se abre al diálogo para atender sus peticiones que hasta el momento son desconocidas, lo que significa que tiene tintes políticos.

Resaltó que este respaldo contrasta con la realidad, pues históricamente los pueblos originarios de las tierras bajas y altas del país han sido marginados por ellos.

 

Fuete: • Romina Montoya/ABI /