Noticias

Áñez toma atribuciones que no corresponden a su gestión transitoria y anuncia cambios en el presupuesto del próximo año

La presidenta transitoria Jeanine Añez informó, en su mensaje inconstitucional por el 6 de agosto, que se inscriba un presupuesto adicional del 10% del presupuesto boliviano a la salud, tomando atribuciones que le corresponden al próximo gobierno en gestión y sin realizar las consultas correspondientes al caso.

“En esta lucha por la salud no se trata solo de compartir con ustedes lo que hemos hecho, sino compartir con ustedes lo que vamos a hacer como país de aquí en adelante, por eso anuncio hoy, que es 6 de agosto, hemos ordenado que se inscriba en el presupuesto nacional del 2021 un gasto de salud del 10%”, manifestó en su discurso.

Cabe recordar que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) postergó las elecciones para el 18 de octubre y según el calendario electoral, de darse una segunda vuelta, los comicios concluirían en noviembre, por lo que el nuevo gobierno puede ser posesionado de manera inmediata ese mes. Añez, quien también es candidata presidencial, según todas las encuestas nacionales, no está ni cerca de ocupar el segundo lugar de intención de votos, por lo que se duda su victoria.

Sin embargo, pese a estos hechos, Añez anunció medidas que no corresponden a su gestión, además que en su discurso manifestó algunas frases como que la pandemia recién bajará sus casos en enero o febrero del año siguiente, dando a pensar que es la fecha hasta cuando desea, como dijeron allegados a su gobierno, postergar las elecciones.

El proyecto de ley para el 10% de los recursos a la salud, que es analizado por la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) no prevé el otorgamiento de recursos del Presupuesto General del Estado (PGE) para mejorar los servicios médicos públicos, además de que transfiere la responsabilidad de cumplir con ese porcentaje a los gobiernos departamentales, municipales e indígenas.

“La presente ley tiene por objeto establecer como porcentaje mínimo de aportación para el subsector público de salud perteneciente al Sistema Público de Salud (SPS), el 10% de los presupuestos de cada uno de los niveles de gobierno, identificando las fuentes de recursos, regulando su distribución entre el subsector público perteneciente al SPS y la gestión del Servicio Territorial de Salud (STS) en la jurisdicción nacional”, dice el artículo 1 del documento.

“La Comisión de Educación y Salud va a aprobar un proyecto de ley para que no existan observaciones y se respeten a las ETA alcaldías, gobernaciones y al Fondo Indígena, así no se les descuente, más bien que esta plata sea descontada del Ministerio de Gobierno y Fuerzas Armadas”, dijo a su momento el diputado Edgar Montaño.