Agencia Plurinacional de Comunicación - Boliviahttp://www.apcbolivia.orgGuatemala: Derechas e izquierdas en las elecciones 2019../rss/noticia.aspx?fill=5643611/02/2019<p style="text-align:justify"><span style="font-family:Verdana,Geneva,sans-serif">(ALAI. Mario Sosa).- Estamos en plena disputa electoral, en la cual se dilucidar&aacute; si hay posibilidades de cambiar el rumbo del pa&iacute;s por una v&iacute;a democr&aacute;tica y de buen vivir o si, contrariamente, continuar&aacute; la tendencia de deterioro econ&oacute;mico, social y pol&iacute;tico ocasionado por la captura del Estado a manos de la oligarqu&iacute;a, de segmentos de burgues&iacute;a emergentes y de grupos de crimen organizado.</span></p> <p style="text-align:justify"><span style="font-family:Verdana,Geneva,sans-serif">Mientras las derechas se acusan entre ellas de ser de izquierda y hasta comunistas con el objetivo de desgastar a sus contrincantes potenciales y posicionarse lo mejor posible para las elecciones de junio de este a&ntilde;o, las izquierdas competir&aacute;n desarticuladas y hasta enfrentadas por contradicciones en buena medida secundarias y superficiales, pero convertidas en obst&aacute;culos que han impedido su alianza de cara a la competencia electoral.</span></p> <p style="text-align:justify"><span style="font-family:Verdana,Geneva,sans-serif">La diferencia es que las derechas, en general, cuentan con la hegemon&iacute;a a su favor y, en espec&iacute;fico, con medios de difusi&oacute;n masiva, financiamiento y poder para lograr que la ciudadan&iacute;a vote a su favor. En tanto, las izquierdas enfrentar&aacute;n desventajas y condiciones sist&eacute;micas que act&uacute;an en su contra, carecen de los recursos para competir y recurren, adem&aacute;s, a acciones fraudulentas como las campa&ntilde;as anticipadas.</span></p> <p style="text-align:justify"><span style="font-family:Verdana,Geneva,sans-serif">Tal parece que la variada oferta electoral que se posiciona con mejores posibilidades para competir por la presidencia y la mayor&iacute;a en el Congreso comparte toda ella una unidad ideol&oacute;gica y pol&iacute;tica de derecha, la cual, con sus diferencias de matiz, disputas y contradicciones secundarias, se expresa en la mayor&iacute;a de partidos pol&iacute;ticos que hoy buscan ubicarse lo mejor posible en la competencia. Del conjunto de los partidos de derecha, nueve est&aacute;n se&ntilde;alados de ilegalidades y varios son nuevos logos, pero viejos partidos, que en buena medida presentan propuestas recicladas, se&ntilde;aladas de corrupci&oacute;n y cada vez m&aacute;s conservadoras en sus discursos y pol&iacute;ticas.</span></p> <p style="text-align:justify"><span style="font-family:Verdana,Geneva,sans-serif">Esta oferta conservadora, seg&uacute;n se logra divisar, propugnar&aacute; por mantener y reproducir el actual modelo de acumulaci&oacute;n de capital, caracterizado por la producci&oacute;n de materias primas y por su exportaci&oacute;n basada en ventajas competitivas como el saqueo de los recursos p&uacute;blicos y nacionales (presupuestos p&uacute;blicos, fuentes de agua, minerales), la expansi&oacute;n del monocultivo y de su paquete tecnol&oacute;gico de agrot&oacute;xicos, los salarios de hambre, la negaci&oacute;n de los derechos laborales, la captaci&oacute;n de los flujos financieros producto de las remesas y el lavado de dinero, entre otras. Un modelo cuyo resultado hist&oacute;rico es la reproducci&oacute;n de la miseria, la desnutrici&oacute;n, la expulsi&oacute;n de la juventud, el desempleo, la violencia y la represi&oacute;n.</span></p> <p style="text-align:justify"><span style="font-family:Verdana,Geneva,sans-serif">Al mismo tiempo, la mayor&iacute;a de las fuerzas de derecha han hecho manifiesto su apoyo a las acciones y pol&iacute;ticas emanadas del actual gobierno y ha actuado desde fuera y dentro del Congreso para evitar la m&aacute;s m&iacute;nima reforma pol&iacute;tica en materia de justicia y de seguridad, como sucedi&oacute; entre 2016 y 2017 con la propuesta de reformas constitucionales. Asimismo, han contribuido a impedir los procesos de investigaci&oacute;n y enjuiciamiento contra empresarios, pol&iacute;ticos y funcionarios de alto nivel, sobre quienes pesan pruebas de su posible participaci&oacute;n en hechos re&ntilde;idos con la ley. Contrariamente, han pretendido leyes que garanticen impunidad no solo a quienes han resultado involucrados en redes de crimen organizado, sino tambi&eacute;n a favor de aquellos que cometieron delitos de lesa humanidad. Son fuerzas, adem&aacute;s, proclives a la criminalizaci&oacute;n y judicializaci&oacute;n de defensores de derechos humanos y de luchadores sociales y han estado involucradas en acciones de este tipo.</span></p> <p style="text-align:justify"><span style="font-family:Verdana,Geneva,sans-serif">Por lo dem&aacute;s, estamos ya ante una competencia electoral en la cual la disputa pol&iacute;tica se desarrolla de manera encarnizada: transfuguismo, campa&ntilde;as negras, campa&ntilde;as anticipadas, denuncias, antejuicios y, muy probablemente, flujos de financiamiento ilegal por las grietas de la ley y por la falta de capacidad para auditar el desarrollo de las campa&ntilde;as. En el centro de esta disputa estar&aacute; una suerte de agenda empresarial camuflada de inter&eacute;s p&uacute;blico y nacional, mientras los problemas nacionales hist&oacute;ricos y estructurales ser&aacute;n supeditados y ocultados.</span></p> <p style="text-align:justify"><span style="font-family:Verdana,Geneva,sans-serif">En este contexto, las izquierdas &mdash;siendo el&aacute;stico en concebirlas como tales&mdash;, representadas por los partidos Libre, Winaq, Convergencia, la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG) y el Movimiento para la Liberaci&oacute;n de los Pueblos (MLP), se disputar&aacute;n un electorado que en la &uacute;ltima elecci&oacute;n de 2015 alcanz&oacute; el 10 % de los votantes. As&iacute; las cosas, ser&iacute;a deseable que al menos levantaran una campa&ntilde;a para tratar de ra&iacute;z no solo la problem&aacute;tica nacional en general, sino tambi&eacute;n la problem&aacute;tica que enfrentan un conjunto de sujetos hist&oacute;ricamente marginados por el r&eacute;gimen econ&oacute;mico y pol&iacute;tico imperante. Ser&iacute;a deseable, adem&aacute;s, que, en lugar de agredirse entre s&iacute;, aportaran a la gestaci&oacute;n de un sujeto hist&oacute;rico de cambio.</span></p> <p>&nbsp;</p>