Agencia Plurinacional de Comunicación - Boliviahttp://www.apcbolivia.orgLos pueblos indígenas de Brasil reaccionan ante los ataques del nuevo gobierno../rss/noticia.aspx?fill=5623310/01/2019<p style="text-align:justify"><span style="font-family:Verdana,Geneva,sans-serif">(ALAI. Elaine Tavares).- Los ataques del nuevo gobierno a los pueblos ind&iacute;genas, el cambio administrativo en la cartera de Agricultura y la responsabilidad sobre la demarcaci&oacute;n de las tierras originarias ya est&aacute;n provocando una reacci&oacute;n inmediata de las comunidades organizadas y aut&oacute;nomas que sobreviven y luchan en el territorio nacional. Pasados m&aacute;s de 500 a&ntilde;os de la invasi&oacute;n y una sistem&aacute;tica pol&iacute;tica de exterminio todav&iacute;a resisten 305 etnias que ocupan poco m&aacute;s del 12% del territorio brasile&ntilde;o. La mayor parte, casi el 90%, se ubica en la Amazonia, un espacio de exuberante bosque en el que las comunidades todav&iacute;a pueden vivir seg&uacute;n su cultura y, de paso, garantizar la preservaci&oacute;n de un bioma que es fundamental no s&oacute;lo para Brasil, sino para todo el planeta. Basta un vistazo en los aplicativos &quot;Google Maps y Google Earth&quot; e inmediatamente se puede percibir que donde hay una comunidad ind&iacute;gena tiene protecci&oacute;n y el bosque vibra. Donde hay una industria o hacienda, la vida agoniza.</span></p> <p style="text-align:justify"><span style="font-family:Verdana,Geneva,sans-serif">La Amazon&iacute;a, por sus caracter&iacute;sticas clim&aacute;ticas y ambientales, siempre ha sido un espacio de dif&iacute;cil ocupaci&oacute;n, tanto que hasta hoy es la regi&oacute;n con menor densidad demogr&aacute;fica. Pero la riqueza de su diversidad, los minerales y la voracidad en la b&uacute;squeda de energ&iacute;a (con la construcci&oacute;n de las centrales hidroel&eacute;ctricas) ha hecho que los ojos se dirijan codiciosos hacia all&aacute;. Y as&iacute;, el latifundio, que ya ocupa con el agronegocio m&aacute;s del 60% del territorio, quiere abarcar ese 12% que est&aacute;n bajo la posesi&oacute;n de los pueblos originarios. La intenci&oacute;n del gobierno, atendiendo al deseo de los granjeros, es sacar a los ind&iacute;genas de las tierras &quot;haci&eacute;ndolos ciudadanos&quot;, lo que, en la pr&aacute;ctica, significa no s&oacute;lo eliminar su modo de ser en el mundo, como su desintegraci&oacute;n como ser humano que tiene una cultura propia, visceralmente diferenciada de la cultura occidental judeo/cristiana. Siguiendo los deseos del capital ultraliberal, los ind&iacute;genas necesitan ser incorporados como fuerza de trabajo en las ciudades y en los campos, sin derecho a su propia tierra. Es un episodio m&aacute;s de acumulaci&oacute;n primitiva que s&oacute;lo servir&aacute; para destruir el modo de vida de los pueblos originarios.</span></p> <p style="text-align:justify"><span style="font-family:Verdana,Geneva,sans-serif">En esa semana, tras una declaraci&oacute;n del presidente de que los ind&iacute;genas que viven en las tierras originarias son como animales en zool&oacute;gicos, una carta abierta de los pueblos Aruak Baniwa y Apurin&atilde; deja bien claro su posici&oacute;n con relaci&oacute;n a esa propuesta de hacerlos &quot;ciudadanos&quot; :</span></p> <p style="text-align:justify"><span style="font-family:Verdana,Geneva,sans-serif">&ldquo;No estamos en los zool&oacute;gicos, se&ntilde;or Presidente, estamos en nuestras tierras, nuestras casas, como el se&ntilde;or mismo y como cualquier sociedad humana que est&aacute;n en sus casas, ciudades, barrios. Somos personas, seres humanos, tenemos sangre como t&uacute;, nacemos, crecimos, procreamos y despu&eacute;s morimos en nuestra tierra sagrada, como cualquier ser humano viviente sobre esta tierra. Nuestras tierras, ya comprobadas t&eacute;cnica y cient&iacute;ficamente, son garant&iacute;as de protecci&oacute;n ambiental, siendo preservadas y manejadas por los pueblos ind&iacute;genas, promoviendo constantes lluvias con las cuales las plantaciones y agronegocios de la regi&oacute;n del sur y sureste se benefician y lo sabemos&rdquo;.</span></p> <p style="text-align:justify"><span style="font-family:Verdana,Geneva,sans-serif">Ellos tampoco aceptan la idea de integraci&oacute;n propuesta por el presidente: &quot;Nosotros hemos sido diezmados, tutelados y v&iacute;ctimas de la pol&iacute;tica integracionista de gobiernos y del Estado Nacional Brasile&ntilde;o, por eso, ac&aacute; estamos para afirmar que no aceptamos m&aacute;s pol&iacute;tica de integraci&oacute;n, pol&iacute;tica de tutela y no queremos ser diezmados por medio de nuevas acciones de gobierno y del Estado Nacional Brasile&ntilde;o. Este pa&iacute;s llamado Brasil nos debe un valor impagable se&ntilde;or presidente, por todo lo que ya se ha hecho en contra y con nuestros pueblos. Las tierras ind&iacute;genas tienen un papel muy importante para mantener la riqueza de la biodiversidad, purificaci&oacute;n del aire, del equilibrio ambiental y de la propia supervivencia de la poblaci&oacute;n brasile&ntilde;a y del mundo&rdquo;.</span></p> <p style="text-align:justify"><span style="font-family:Verdana,Geneva,sans-serif">Tambi&eacute;n en esta semana, una representaci&oacute;n de la Articulaci&oacute;n de los Pueblos Ind&iacute;genas de Brasil - APIB &ndash; lleg&oacute; a la Fiscal&iacute;a General de la Rep&uacute;blica solicitando el control judicial de la Medida Provisional firmada por el presidente Jair Bolsonaro que pasa a la cartera de Agricultura las atribuciones sobre identificaci&oacute;n, delimitaci&oacute;n y registro de tierra tradicionalmente ocupada por los ind&iacute;genas. Seg&uacute;n la APIB, esta medida contraviene el Art&iacute;culo 6 del Convenio 169 de la Organizaci&oacute;n Internacional del Trabajo as&iacute; como una serie de otras leyes nacionales.</span></p> <p style="text-align:justify"><span style="font-family:Verdana,Geneva,sans-serif">La representaci&oacute;n tambi&eacute;n solicita la instauraci&oacute;n de una Investigaci&oacute;n Civil con el objetivo de investigar y monitorear los actos y procesos administrativos de demarcaci&oacute;n de tierras ind&iacute;genas que se van a tramitar en el Ministerio de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento, as&iacute; como determinar una eventual responsabilidad administrativa atentatoria a la moralidad administrativa, la democracia y los derechos culturales de los pueblos ind&iacute;genas, basada en el Art&iacute;culo.129, inciso V, de la Constituci&oacute;n Federal de 1988.</span></p> <p style="text-align:justify"><span style="font-family:Verdana,Geneva,sans-serif">Tambi&eacute;n exigen que se tomen medidas urgentes para evitar el riesgo de da&ntilde;os irreparables a los pueblos ind&iacute;genas por la suspensi&oacute;n y / o interferencia pol&iacute;tica en los procedimientos demarcatorios, afectados por el eventual comportamiento de la Ministra y sus subordinados.</span></p> <p style="text-align:justify"><span style="font-family:Verdana,Geneva,sans-serif">Adem&aacute;s de las acciones en los campos de la comunicaci&oacute;n y el judicial las entidades aut&oacute;nomas de la organizaci&oacute;n ind&iacute;gena ya est&aacute;n preparando acciones p&uacute;blicas contra el ataque a su cultura y sus tierras. Seg&uacute;n las comunidades, los importantes pasos dados despu&eacute;s de la Constituci&oacute;n de 1988 no pueden retroceder. Y Brasil no puede volver a tener una pr&aacute;ctica colonial, tal como la que marc&oacute; el etnocidio y el memorismo post invasi&oacute;n. Habr&aacute; lucha.</span></p> <p style="text-align:justify"><span style="font-family:Verdana,Geneva,sans-serif">Elaine Tavares<br /> Periodista</span></p>