APCBOLIVIA | El 2019, Bolivia tendrá el mayor crecimiento económico de la región

APCBOLIVIA

Agencia Plurinacional de Comunicación

El 2019, Bolivia tendrá el mayor crecimiento económico de la región



(La Época. Grover Ivan Tapia Alcazar).- La proyección de crecimiento de la CEPAL y las proyecciones contempladas en el PFF de Bolivia, son elaboradas considerando el comportamiento dinámico de la economía global. En octubre de 2018, la CEPAL proyectó que América Latina crecería al 1,8%. sin embargo, debido a que estos países se enfrentan a escenarios económicos complejos, esta proyección fue ajustada, reduciéndola a 1,7%. Para Bolivia se programó un crecimiento del 4,7%.

Me llama mucho la atención, las opiniones de algunos analistas que desmerecen la gestión económica que se lleva actualmente. Por esta razón, es preciso recordar que en periodos neoliberales, el Fondo Monetario Internacional (FMI) dirigía el futuro económico del país, ellos establecían metas de crecimiento económico, a través de la firma obligatoria de Memorándums de Entendimiento con Bolivia.

La firma de estos acuerdos se la realizaba con la venia de Estados Unidos, y en desmedro del interés nacional, su cumplimiento era el principal requisito para que Bolivia pueda acceder a los créditos del FMI y que se constituyó como un instrumento de control e injerencia económica y política hacia nuestro país.

A partir del año 2006, Bolivia ha recuperado su soberanía en el manejo de la política económica, razón por la cual se eliminó estos Memorándums, y fueron remplazados con la implementación del Programa Fiscal Financiero (PFF), documento que es firmado entre el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas (MEFP) y el Banco Central de Bolivia (BCB). Dicho documento es elaborado por profesionales bolivianos, con la finalidad de preservar la estabilidad financiera y lograr un crecimiento económico sostenido, considerando las prioridades y necesidades del pueblo boliviano.

Según el PFF firmado entre el MEFP y BCB para el año 2019, se prevé un crecimiento económico del 4,5% y una inflación controlada del 4%, estos indicadores sitúan a Bolivia como el de mayor crecimiento de la región.

Revisando el informe del “Balance Preliminar de las Economías de América Latina y el Caribe 2018”, publicado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), se observa un crecimiento económico proyectado para América Latina de 1,7% para el 2019. Asimismo, sitúa a Bolivia como el mayor indicador de la región, con un 4,4%, seguidos de Paraguay (4,2%), Perú (3,6%), Colombia y Chile (ambos con 3,3%), Brasil (2,0%), Uruguay (1,5%) y Ecuador (0,9%). En tanto, Argentina (-1,8%) y Venezuela (-10,0%), continuaran con un periodo de recesión económica.

La proyección de crecimiento de la CEPAL y las proyecciones contempladas en el PFF de Bolivia, son elaboradas considerando el comportamiento dinámico de la economía global, aspecto que obliga a revisar las cifras y actualizar de manera periódica.

En octubre de 2018, la CEPAL proyectó que América Latina crecería al 1,8%. sin embargo, debido a que estos países se enfrentan a escenarios económicos complejos, esta proyección fue ajustada, reduciéndola a 1,7%.

En el mismo periodo, para Bolivia se programó un crecimiento del 4,7% en el Presupuesto General del Estado 2019, no obstante, al ser una proyección dinámica en función a las expectativas del desempeño de la economía nacional y mundial, estas se encuentran sujetas a ajustes y actualizaciones.

El débil desempeño de la economía mundial, la guerra comercial entre Estados Unidos y China, la alta volatilidad de los mercados financieros, así como la complicada situación económica de los principales socios comerciales de la región (Brasil y Argentina), hicieron que el MEFP ajuste sus previsiones de crecimiento en el PFF, llegando al 4,5%; siendo este indicador el mayor de los países de la región.

Entre los sectores de mayor crecimiento, destacan el Servicio de la Administración Pública (6,9%); Restaurantes y Hoteles (5,6%); Agricultura, Silvicultura, Caza y Pesca (5,4%); Establecimientos Financieros (5,2%); e Industrias Manufactureras (5,1%), en tanto que los de menor crecimiento son Petróleo Crudo y Gas Natural (1,2%), Minerales Metálicos y no Metálicos (2,0%).

El crecimiento del Servicio de la Administración Pública, se debe principalmente a que la inversión pública continúa con un nivel elevado, cuyo importe presupuestado para el 2019, representa el 13% del Producto Interno Bruto; otro factor que contribuye es el incremento del 3,6% de los Ingresos Tributarios; por otra parte, la continuidad de los Bonos Sociales condicionados y la implementación del Sistema Único de Salud son políticas que coadyuvan al dinamismo de este sector, así como el fortalecimiento de la demanda interna. Estas medidas implementadas por el Gobierno Nacional obedecen a una participación activa del Estado en la economía y la búsqueda de justica social para la población boliviana desprotegida.

De similar manera, el crecimiento de los Restaurantes y Hoteles, muestra la fortaleza de actividad económica interna, toda vez que la población boliviana dispone de mayores ingresos, y en consecuencia posee una mayor capacidad de consumo, aspecto que se traduce en un efecto multiplicador para la económica nacional.

En la actualidad, a diferencia de los periodos neoliberales donde se cumplían las recetas del FMI, enorgullece que el estado boliviano define de manera soberana el destino de la economía nacional, con la participación de profesionales bolivianos en el PFF, que tiene como principal objetivo preservar la estabilidad macroeconómica, fomentar el crecimiento económico y mejorar la calidad de vida de la población boliviana.