APCBOLIVIA | Bolivia: Documental sobre el lago Poopó llega mañana a salas

APCBOLIVIA

Agencia Plurinacional de Comunicación

Bolivia: Documental sobre el lago Poopó llega mañana a salas



(Opinión).- "Madre Agua", documental que retrata la sequía en el lago Poopó y su implicación en la cosmovisión andina, será proyectado mañana, a las 19:00 horas, en el Prime Cinemas (Hupermall, piso cinco). El evento contará con la presencia del director del filme, Bernard Marinovitch, quien brindará un conversatorio posterior a la película.

Marinovitch refleja su conmoción frente al desastre natural (que dejó seco al lago Poopó en 2015, a través de su personaje Alan Calle, un profesor boliviano de inglés, quien indaga en los orígenes del fenómeno, además de buscar relaciones entre los fenómenos climáticos y la cosmovisión andina. 

Para el director francés radicado en Bolivia hace más de 20 años, Calle, ante todo, es un "guía", quien refleja y se identifica con el viaje investigativo y humano del realizador. "Nos lleva a diferentes lugares, es el canal donde se va revelando el contenido del filme".

Una de las características frecuentes del filme son los constantes planos panorámicos que ofrecen una vista abierta sobre el estado del segundo lago más grande de Bolivia. Marinovitch indica que esta herramienta influye tanto en el aspecto técnico como de contenido.

"El dron te da una posibilidad muchísimo más fácil de darte cuenta de lo que está pasando porque si estás a ras del suelo, no puedes ver la envergadura del desastre en su totalidad, entender con amplitud el tema. Te sales de la realidad. Hay un impacto visual cuando ves paisajes desde las alturas, donde la imaginación no llega". 

De esta manera, Marinovitch, a través de la imagen, toma el desastre, lo fatal ,para convertirlo en algo atractivo y bello visualmente. "Es un poco contradictorio, no pensaba que iba a ser tan fuerte. Es una perspectiva totalmente nueva". 

Marinovitch califica a su producto como un documental "no tradicional", en el sentido de que no se detiene de manera pausada en indicadores y datos, ni en presentarse netamente como un "acto de denuncia".

"Al final se trata de eso, de lo humano. No sobre la perdida de agua, o el asunto de la laguna. Es un drama humano, es el aspecto que he cuidado".

Este aspecto se ve reflejado en las conexiones que busca el cineasta con la pérdida de la naturaleza y la filosofía andina. Señala que, al perder el nutriente básico que es el agua, se corre el riesgo de desaparecer como cultura y sociedad. 

"La cosmovisión universal es un matrimonio entre el ser y la naturaleza. Si abusas de ella, tienes repercusiones, si cortas ese lazo de respeto e ignoras todos tus antepasados, habrá problemas y efectos negativos. No estamos hablado de creencias religiosas, sino del contacto con la naturaleza. Los pueblos indígenas son muy cercanos a eso y creen en todas esas implicaciones espirituales".

A pesar del discurso, Marinovitch no se considera un ambientalista: "Me considero un ser humano concientizandose de nuestra realidad y, como padre de familia, me preocupa el futuro de mis hijos. Mi primera preocupación es el futuro de mis hijos y dejarles un planeta como lo estamos dejando".

Festivales 

El documental estuvo presente en festivales internacionales, como el de Viña del Mar (Chile) y Maplanet (Francia)