APCBOLIVIA | Comienzan tareas de erradicación de coca ilegal en Bolivia

APCBOLIVIA

Agencia Plurinacional de Comunicación

Comienzan tareas de erradicación de coca ilegal en Bolivia



(PL) La Fuerza de Tarea Conjunta de Bolivia (FTC) inició las tareas de erradicación de plantaciones de coca cultivadas de manera ilícita, informaron hoy medios locales.

El ministro boliviano de Gobierno, Carlos Romero, señaló que en La Paz existen unas dos mil hectáreas de coca ilegales y subrayó que el Ejecutivo no permitirá nuevas producciones, ni plantaciones.

El gobierno aplica una estrategia de concertación con los productores de coca para garantizar solo la producción necesaria y evitar así que el excedente sea empleado por grupos dedicados a la fabricación y comercialización de estupefacientes, indicó.

Romero destacó la expansión de las acciones y la capacidad operativa del Estado a través de las FTC en zonas a las que los gobiernos neoliberales nunca llegaron.

Manifestó que el Estado destinó 450 millones de dólares para invertir en dispositivos tecnológicos y adquirir helicópteros con el fin de llegar a zonas casi inaccesibles como el norte de La Paz y áreas protegidas.

A su vez, el viceministro boliviano de Defensa Social y Sustancias Controladas, Felipe Cáceres, sostuvo que el Estado protegerá la verdadera zona tradicional de cultivos y combatirá a los productores ilegales sancionando a las personas que desconocen la ley.

Un informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito refirió que el mayor incremento de plantaciones de coca está en la región de los Yungas, al noreste de La Paz.

A nivel nacional deben existir unas 23 mil 300 hectáreas, agregó el reporte de la agencia de la ONU.

Por ello el gobierno boliviano prioriza su eliminación para alcanzar la meta de 22 mil hectáreas, como establece la Ley de la Hoja de Coca.

Dicha legislación fortalece el desarrollo integral sustentable en las zonas autorizadas de producción de coca, establece mecanismos de control y fiscalización a la producción y comercialización del producto.

Asimismo, prevé la promoción para la investigación científica, medicinal y sociocultural de la hoja de coca, mientras establece que la hoja verde sea usada para el acullico (mascado) con fines rituales, medicinales, alimenticios.