APCBOLIVIA

Agencia Plurinacional de Comunicación

CNMCIOB "Bartolina Sisa"| 17/06/2019

Mujeres de “Bartolina Sisa” se capacitan para una agricultura saludable


Mujeres de “Bartolina Sisa” se capacitan para una agricultura saludable

(APC Bolivia.CNMCIOB-BS. Mildred Rocío Huarachi).- El día miércoles 12 de junio en horas de la tarde, con el objetivo de promover una agricultura saludable, la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas Indígenas Originarias de Bolivia “Bartolina Sisa”, en coordinación con el Servicio Nacional de Riego (SENARI) y la Federación de Mujeres Bartolina Sisa de Chuquisaca, realizaron un taller práctico para la fabricación de aspersores caseros, biofertilizantes y plaguicidas orgánicos.

 

El SENARI brinda la seguridad jurídica para el uso del agua para riego y contribuye a la soberanía y seguridad alimentaria, debido a que su principal objetivo es Impulsar el desarrollo del riego de manera sostenible para la producción agropecuaria y forestal, por ello es la entidad encargada de facilitar el taller teórico/practico, en esta oportunidad a la Federación Departamental Única de Mujeres Trabajadoras de Pueblos Originarios de Chuquisaca "Bartolina Sisa" FUMTPOCH-BS, en su sede central, de la ciudad de Sucre.

 

 Ing. Gil Sejas Rodríguez, Jefe de unidad de la Escuela Nacional de Riego del SENARI, facilitador del taller.

 

 Ing. Agrónomo Harley Caba Rojas Responsable de Capacitación SENARI Escuela Nacional de Riego.

 

Cada practica un aprendizaje, las mujeres Bartolina Sisa de Chuquisaca, que en su mayoría se dedican a la agricultura, tomaron mucho interés en el taller ya que adquirieron conocimientos prácticos, como la elaboración de productos económicos y útiles para el cultivo de sus productos.

 

Elaboración de insecticida natural con la aplicación de ajo y cebolla, que se utiliza en todos los cultivos. Los materiales e insumos que se utiliza son: cabeza de ajó, cabezas de cebolla, una barra de jabón y 3 litros de agua.

Los pasos para la preparación, son:  Moler o machacar los dientes de ajo y la cabeza de cebolla grande, luego pasar la barra de jabón, se disuelve en un litro de agua y mezclar con el ajo y la cebolla con 2 litros de agua restantes, dejar por 4 a 5 días, luego de ese tiempo, se procede a colar y cernirlo. Esta es una técnica fácil de realizar, la dosis se utiliza contra todas las plagas e insectos que se presentan en los diversos cultivos.

 

El biol, es otra técnica, que es elaborado a partir del estiércol de los animales. El proceso se realiza en un biodigestor, es un poco más lento, pero da buen resultado; a más de obtener un abono orgánico natural, es un excelente estimulante foliar para las plantas y un completo potenciador de los suelos, de acuerdo a las explicaciones técnicas.

 

Luego de la práctica, las participantes realizaron exposiciones grupales, para dar detalles de la elaboración y del trabajo realizado en cada grupo, debido a que en el corto tiempo tuvieron que cumplir los objetivos en cuanto a la elaboración de aspersores caseros, biofertilizantes y plaguicidas orgánicos para una agricultura saludable.

 

Uno de los grupos se encargó de realizar el aspersor casero, este método de aplicación de agua se realiza a manera de lluvia uniforme sobre toda la parcela de cultivo; el efecto de lluvia es producida mediante el paso de agua a presión a través de tuberías y a través de un aspersor, se forma un chorro a gran velocidad que se difunde en el aire en un conjunto de gotas, distribuyéndose sobre la superficie del suelo a disposición del cultivo.

 

Esta es la imagen del aspersor casero, elaborado en el taller, como muestra de la facilidad de elaborar un sistema de riego artificial y eficiente, para un buen uso del recurso hídrico, en parcelas, productivas, viveros, carpas solares y jardines.

 

Bartola Puma Villa, Secretaria de Desarrollo Productivo y Gestión de Proyectos de la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas Indígenas Originarias de Bolivia “Bartolina Sisa”, en la oportunidad, destacó la importancia de los cursos en el área de producción: “hoy aprendimos a hacer aspersores caseros, biofertilizantes y plaguicidas orgánicos, ahora podemos ponerlo en práctica en nuestras comunidades, son más económicos y se hacen con materiales que nosotros lo consideramos como basura, por ejemplo, las cáscaras de las verduras y de las frutas, pero hoy vimos que nos pueden ser útiles para realizar un biofertilizante casero, y así también los aspersores que con solo una cañería, una punta de lapicera y con ayuda de un pedazo de alambre de amarre, podemos realizarlo, toda esta actividad tiene la finalidad de que nosotras podamos replicarlo y poner en práctica en nuestra comunidad”, señaló, a tiempo de destacar la importancia práctica de estos talleres que se impulsa desde las organizaciones de mujeres.